Por primera vez y en tiempo récord, el Congreso aprobó iniciar el proceso de destitución del presidente Pedro Castillo por 76 votos positivos contra 41 negativos.

No hay semana que Pedro Castillo no tenga un escándalo o su gobierno no esté en crisis política. Este lunes, se abrió un nuevo capítulo en los turbulenos 8 meses que lleva en el poder.

Este lunes a la tarde, el Congreso votó a favor de iniciar un proceso de juicio político contra Pedro Castillo, una iniciativa promovida por la oposición que busca la destitución del mandatario, el segundo intento en menos de cuatro meses.

Con 76 votos a favor, 41 en contra y una abstención, el Congreso aprobó abrir el proceso y convocó al presidente para el 28 de marzo para que responda las acusaciones de violaciones constitucionales.

Entre ellas, la testificación de la lobista Karelim López ante la Fiscalía, quien aseguró pertenecer a una organización criminal que lideraría el mismo Castillo, para hacer del Estado nacional peruano un aguantadero de militantes y para cobrar por favores.

Ya Castillo había enfrentado un intento de llevarlo a juicio político en diciembre, cuando el sector más de derecha de la oposición pidió iniciar una moción de vacancia, pero esa votación logró solo 46 de los 52 votos necesarios.

Esta vez, otros sectores del espectro político peruano apoyaron el juicio político, especialmente los partidos de centro e izquierda progresistas comandados por Mirtha Vásquez, ex jefa de Gabinete de Castillo, quien renunció tras 2 meses en el cargo y denunciando corrupción en el gobierno.

A pesar de que esta vez se superó holgadamente la vara de los 52 votos para iniciar la destitución, dos tercios del Congreso deberán votar a favor para que se concrete. Por lo tanto, se necesitan 87 votos para efectivamente expulsarlo del Palacio de Gobierno, y por ahora solo se tienen 76 asegurados.

Sin embargo, si se tiene en cuenta que en tan solo 3 meses el apoyo por la destitución subió de 46 a 76 votos, no es extraño pensar que la oposición de derecha, conformada por los partidos Renovación Popular, Avanza País y Fuerza Popular, puede llegar a convencer a 11 diputados más de acá hasta que se vote en el recinto.

Minutos antes que se vote, Castillo presentó un habeas corpus defendiéndose de las acusaciones, donde señala que la acusación constituye un ataque a la presunción de inocencia y a la libertad de conciencia de su persona, pero sus palabras no convencieron a la mayoría de los legisladores.

Además, el pasado 28 de febrero, la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (SAC) declaró procedente la denuncia contra Pedro Castillo por la violación de los artículos 32, 54, 110 y 118 de la Constitución de Perú, particularmente por sus declaraciones sobre la posibilidad de ceder territorio a Bolivia para que el país cercado por tierra tenga su salida al mar de Bolivia.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.