El ministro del Interior de Perú, Luis Barranzuela, afirmó que la popular bebida estaría formada principalmente por hojas de coca. Sus dichos causaron polémica y el exministro Rubén Vargas salió a cuestionarlo.

El ministro del Interior de Perú, Luis Barranzuela, realizó una polémica declaración en defensa de la industrialización de la hoja de coca. En una entrevista, el delegado de Pedro Castillo afirmó que el principal insumo de la marca de gaseosa conocida como Coca Cola es la hoja de coca.

«¿Que no hay industrialización de la hoja de coca ahora? ¿Y cuál es el principal insumo de Coca Cola?,» sostuvo en el programa Cuarto PoderEsto tras ser consultado si la industrialización de esta especie podría frenar la producción de cocaína en Perú. Sus dichos desataron una ola de reacciones en redes sociales.

Por otra parte, el exabogado de Vladimir Cerrón expresó que no se opondría a los gremios cocaleros del país inca. «El cultivo de la hoja de coca es social y, por lo tanto, debe atenderse con una mirada más allá de la erradicación. Yo no me voy a poner en contra de ellos. Son hermanos cocaleros del Perú», afirmó.

Del mismo modo, aseguró que el «desarrollo alternativo» de dicha sustancia lo debe ver la «entidad correspondiente». No obstante, reconoció que el 70 % de la producción de hojas de coca se desvía al narcotráfico, una problemática importante en el país andino.

La fórmula mágica de Coca Cola

Si bien es cierto que Barranzuela superó el límite de la imaginación, sus palabras tienen cierto asidero en la realidad. La bebida más famosa del mundo fue creada en 1886 por John Pemberton, un farmacéutico de Atlanta, Georgia.

La receta original de la gaseosa contenía cocaína en base a hojas de coca, que eran utilizadas como saborizante. Su cantidad era reducida, 8,45 miligramos por vaso. Sin embargo, esto no fue un impedimento para que esta adquiriera el nombre de Coca Cola.

La empresa estadounidense compraba hojas de coca a Stepan, una compañía química que realizaba exportaciones a Perú y Bolivia, principalmente. Con supervisión de la DEA, la agencia de Estados Unidos encargada del control de drogas, la compañía extraía el clorhidrato de cocaína a la bebida. Esta sustancia narcótica se utilizaba en ciertos procedimientos médicos, aunque en dosis muy pequeñas.

No obstante, algunas fuentes señalan que Coca Cola eliminó la hoja de coca entre sus ingredientes en 1902. Desde entonces, que han surgido muchos mitos sobre su elaboración.

Las confusiones de Barranzuela

El exministro del Interior peruano, Rubén Vargas, salió a desmentir las afirmaciones de su par Barranzuela. El antiguo líder de la cartera le bajó el perfil a las declaraciones del ministro de Castillo.

Según afirmó, Coca Cola compraba a Perú 150 toneladas de hoja de coca anualmente, que corresponde al mayor número de exportación. Asimismo, expuso que solo se necesitaría cultivar 217 hectáreas para llegar a dicha cantidad.

«Entonces, tenemos que la compañía más grande del planeta consume para toda su producción apenas el 0.099% de las 150.000 toneladas que tenemos», explicó en Twitter.

María José Olea Álvarez  – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.