Este jueves 12, la congresista Francis Jhasmina Paredes Castro del partido comunista Perú Libre, ha presentado el proyecto de ley N°22 de la presente legislatura. El documento busca la reforma de los artículos 62, 65 y 66 de la Constitución peruana. Los tres artículos mencionados pertenecen al régimen económico de la Constitución.

Perú abandonó en 1993 la constitución de 1979 generada tras la dictadura militar del izquierdista Juan Velasco Alvarado, gracias a Alberto Fujimori. El ex presidente instauró una nueva constitución con varias reformas enfocadas principalmente en el aspecto económico.

Si bien el gobierno tiene en mente llamar a una reforma integral de la Constitución Nacional, como está haciendo Chile en estos momentos, para instaurar el sistema de control de precios y expropiaciones masivas que prometió Castillo en campaña, primero debe reformar estos artículos.

El proyecto de ley refiere que su finalidad principal es recuperar los recursos naturales explotados y sus derivados producidos en el país o región, para destinarlos a la atención prioritaria de la demanda nacional y regional de servicios públicos.

Según el proyecto, la problemática que busca combatir es la falta de oferta, nacional y regional, de productos y servicios que se producen localmente; “las garantías en la modalidad de contrato ley y con la restricción constitucional de no poder ser modificados”; el desbalance comercial que se da cuando empresas privadas exportan productos con demanda nacional; y, principalmente, el desabastecimiento nacional o regional de productos o servicios producidos en el territorio nacional o regional, que las empresas privadas exportan o direccionan a sus proyectos privados al amparo del contrato ley”.

Con respecto al artículo 62 de la Constitución, que es el que reconoce la libertad contractual, el proyecto quiere imponer que “los acuerdos contractuales no pueden generar desabastecimiento”. En este sentido el proyecto busca la eliminación del último párrafo, es decir, busca eliminar los contratos ley; por otro lado, busca generar una excepción para que el Estado pueda modificar los contratos.

Los contratos ley son una innovación peruana creada especialmente para darle rango de ley a contratos del Estado con privados, lo que genera una enorme estabilidad jurídica, pues se requiere del Congreso para su modificación. El proyecto haría que puedan ser modificados por el Presidente de manera unilateral si es que el gobierno determina que afectan al abastecimiento de productos y servicios de la demanda nacional.

Le recomendamos: Soros ‘PREDIJO’ que Trump FRACASARÍA, pero su gobierno resultó ser UNO DE LOS MEJORES

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Con respecto al artículo 65 de la Constitución, que trata de la protección al consumidor, el proyecto refiere que: la actual Constitución no garantiza el abastecimiento a los bienes y servicios que se producen en el país.

Lo que propone el proyecto es un párrafo adicional que diga: “De darse el estado de excepción, considerado en el Artículo 137 de la Constitución, o desabastecimientos e la atención del mercando nacional, el Estado peruano puede intervenir para regular el abastecimiento y los precios de los bienes y servicios producidos por las empresas públicas y privadas para garantizar el bienestar de la población”. Esta parte sería preocupante pues no refiere cómo o quién decide que está habiendo desabastecimiento, por lo que lo terminará haciendo el Presiente de manera unilateral.

Con respecto al articulo 66 de la Constitución, que regula el trato a los recursos naturales, el proyecto de ley refiere que: “las leyes orgánicas deben garantizar el abastecimiento del mercado a precio regulado”. Se busca que las leyes orgánicas sobre las concesiones que se dan a particulares para la explotación de recursos naturales ahora garanticen a un precio regulado el abastecimiento de estos.

Este proyecto no solo destruye la libertad de empresa y de contratación en general si no que destruiría principalmente la economía extractiva. Estas propuestas se dan ante la tremenda crisis económica en la que entró Perú desde la llegada del comunismo al poder.

El dólar de costar 3,60 soles, ahora está a 4,10 soles. El pollo ha duplicado su precio, el aceite se ha triplicado, al igual que muchos productos de la canasta básica. La inflación peruana está llegando a alturas no vistas en 30 años de bonanza económica peruana.

Afortunadamente, Perú Libre no tiene fácil la aprobación de este demoledor proyecto ya que no cuenta con los suficientes votos en el Congreso. La idea del partido, de todos modos, es seguir atacando a la oposición que se encuentra siendo víctima de una brutal campaña de desprestigio, y el gobierno de Pedro Castillo busca la excusa perfecta para disolver ek Congreso y lanzar su tan ansiada Asamblea Constituyente, con lo que Perú pasaría a ser, en toda regla, una dictadura más.

Por Miguel Morocho Yucra, para La Derecha Diario.