Una máquina expendedora de gaseosas defectuosa causó el accidente laboral en el que murieron electrocutados dos empleados de limpieza de la cadena estadounidense de comida rápida McDonald’s en Lima. Así lo aseguró la noche del sábado (21.12.2019) el director de la firma que opera la franquicia en Perú. La declaración se produjo una semana después del fatal suceso, ocurrido el 15 de diciembre de 2019. Mientras el directivo daba esta explicación, más de una veintena de personas protestaban frente a un local emblemático de McDonald’s en el distrito turístico de Miraflores reclamando justicia y mejores condiciones laborales.

“Veinticuatro horas antes (del accidente) ya se sabía que la máquina presentaba problemas”, dijo al canal N de televisión José Carlos Andrade, director general de Arcos Dorados, operadora de McDonald’s en Perú. Desde que murieron los dos jóvenes, la cadena mantiene cerrados sus 29 locales en todo el país, mientras la policía y la fiscalía investigan las causas que provocaron las muertes.

Los dos trabajadores, un muchacho y una muchacha de 18 años, fallecieron cuando aseaban la cocina del local, en el distrito limeño de Pueblo Libre. Eran Carlos Campos y Alexandra Porras, quienes habían terminado recientemente la secundaria y trabajaban en el turno nocturno desde hacía seis meses en el local de comida rápida. La Policía declaró hace unos días que la muchacha sufrió la descarga eléctrica cuando manipulaba una máquina de gaseosas. Su compañero intentó ayudarla, pero también fue alcanzado por la descarga.

Reforzar la seguridad laboral

“Lo cierto e innegable es que esto sucedió en el desempeño de un trabajo y eso hace responsable a la empresa, y la empresa asume esa responsabilidad”, agregó Claudio Cajina, abogado de la firma al canal N. Según el abogado, “se trata de un accidente de trabajo, se incumplió un protocolo de seguridad”. La firma admitió que la máquina de gaseosas no se debió utilizar para seguir vendiendo bebidas.

La muerte de los jóvenes impulsó al presidente peruano Martín Vizcarra a anunciar un proyecto de ley para reforzar la seguridad laboral. “No podemos permitir que ocurran este tipo de accidentes y que no pase nada, y que al final todo se traduzca en una multa”, dijo Vizcarra, antes de anunciar que presentará propuestas para evitar estas situaciones. Según el presidente, el Estado debe hacer un esfuerzo para “corregir las normas y estar más de lado del ciudadano, del trabajador, más aún de un trabajador joven y efectuar un mayor control a las empresas”.

Por su parte, la defensa de la familia de una de las dos víctimas solicitará a la Fiscalía que amplíe la denuncia contra la operadora de esa multinacional de comida rápida en Perú por “asesinato y atentado contra los trabajadores”. Elizabeth Carmona, abogada de la familia de Alexandra Porras, dijo durante una marcha realizada en Lima por familiares y amigos que también denunciarán a la Municipalidad del distrito de Pueblo Libre, un distrito de clase media de la zona norte de la capital peruana, que después del suceso clausuró el local por considerar que incumplía las normas de seguridad.

“La Municipalidad de Pueblo Libre es una de las principales entidades a las que vamos a denunciar”, por negligencia punible, al no haber supervisado las instalaciones, anotó la abogada. La protesta pacífica del sábado es la segunda que se realiza en una semana. Los manifestantes portaban carteles denunciando “abuso laboral” en los locales de la cadena y fotos de sus colegas fallecidos.

Fuente: DW

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds