Redacción BLes – Algunos medios de comunicación se indignaron por la próxima película de Clint Eastwood -llamada”Richard Jewell“- la cual relata cómo los medios de comunicación y el FBI afectaron negativamente la vida del personaje principal de este film en 1996. Este estreno será lanzado el viernes 13 de diciembre en los EE. UU.

De acuerdo con el artículo del medio alternativo The Washington Free Beacon, críticos y reporteros calificaron a la película de “misógina” y “trumpiana”, incluso el Atlanta Journal-Constitution envió una carta exigiendo al largometraje una cláusula de exención de responsabilidad en la que se afirma que la descripción de la exreportera Kathy Scruggs-quien intercambia favores sexuales por una historia de Jewell- es falsa.

“A pesar de su precisión, Richard Jewell ha sido construida desde el principio como nada más que un grito de guerra sin matices para que trumpianos hablen de la villanía corrupta del FBI y los medios de comunicación”, escribió el Daily Beast añadiendo que el retrato de Scruggs era “descaradamente misógino”.

Asimismo, Slate reconoció que Jewell fue en parte víctima de un “foco despiadado de los medios”, pero arengó a la película por hacer que Scruggs se muestre como chivo expiatorio para “todo lo que está mal en la prensa”.

Otros periodistas también descargaron su oposición a la película como Mark Joseph Stern de Slate, quien escribió desde su cuenta de Twitter: “Por favor, no paguen por ver películas con mujeres periodistas ficticias que se acuestan con fuentes para obtener una historia. Es una tropa flagrantemente sexista, degradante, insultante y en esta etapa no veo una respuesta apropiada que no sea un boicot total”.

El periodista John Stanton, fue más directo y escribió: “Guau, “Richard Jewell” representa a Kathy Scruggs – una verdadera reportera del Atlanta Journal Constitution – durmiendo con un agente del FBI para obtener una primicia sobre el bombardeo olímpico del’96. Pero no hay evidencia de que haya sucedido, y Scruggs murió en 2001 y no puede defenderse.” 

La película de Eastwood relata la historia real de Richard Jewell, un guardia de seguridad que salvó a muchas vidas de la muerte y de ser lesionadas de un bombardeo en Atlanta, Georgia, durante los Juegos Olímpicos de 1996. Sin embargo, más tarde el FBI y los medios de comunicación lo acusaron de sospechoso de aquel atentado, perjudicando de esta manera la vida personal y profesional de Jewell. Luego de iniciarse la investigación se localizó al verdadero culpable -Eric Rudolph- y Jewell fue exonerado de los cargos, 88 días después.

La narración está basada en el artículo de Vanity Fair de 1997 “American Nightmare: The Ballad of Richard Jewell”, que relató el intenso escrutinio policial y mediático que sufrió tras el bombardeo.

Scruggs, según el abogado de Jewell, en un momento no logró grabar una conversación que tuvo con el abogado y lo citó falsamente diciendo que su cliente tenía una “muestra de la bomba explotada” en su departamento. Más bien, él le dijo que Jewell tenía un recuerdo del “bombardeo”, específicamente un pedazo de cercas voladas. La historia de Scruggs fue recogida por otros medios, lo que finalmente condujo a un análisis de CNN afirmando que “el tipo fue visto con una bomba casera en su casa unos días antes”, el mismo medio se disculpó al día siguiente, informó The Washington Free Beacon.

Según Vanity Fair, reveló que AJC calificó como “bombardero solitario” a Jewell y dijo falsamente que él se acercó al periódico para una entrevista con el fin de que su relato de los hechos lo coloquen en una posición de “héroe”. 

Sumado a esto, el presentador de NBC News, Tom Brokaw, transmitió por la televisión el 30 de julio, el día que Jewell fue entrevistado en la sede del FBI, que “probablemente tengan suficiente para arrestar [a Jewell] en este momento”. El comediante Jay Leno dijo que Jewell tenía un “parecido aterrador con el tipo que golpeó a Nancy Kerrigan”, y el New York Post lo calificó como “un delegado del sheriff gordo y fallido”.

Jewell le dijo a Vanity Fair en el momento en que nunca se recuperaría por completo del momento en que era sospechoso.

El entonces gobernador de Georgia, Sonny Perdue (R.), reconoció el acto heroico de Jewell en el décimo aniversario de aquel atentado en 2006. Jewell murió un año después a los 44 años.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Ad will display in 09 seconds