El apagón prolongado en Cuba ha hecho perder el miedo a los cubanos que se mantienen en las calles protestando contra el régimen de Miguel Díaz-Canel para exigir la rápida restitución del servicio y eléctrico y aprovechar para clamar por la libertad de la isla

Las protestas de los cubanos enardecidos por el apagón que tiene a la isla a oscuras desde el miércoles hacen replegarse a las fuerzas policiales de la dictadura. Videos viralizados de las manifestaciones en La Habana registran el momento del retroceso de los funcionarios al servicio del régimen ante los reclamos que además de exigir la restitución del servicio también abogan por libertad en la isla.

Las imágenes captadas en la céntrica Avenida 31 del Vedado confirman el hartazgo de los cubanos frente a los cortes eléctricos y la pérdida del miedo frente a los agentes de seguridad de Miguel Díaz-Canel en los municipios de Arroyo Naranjo, el Cerro y Batabanó, Puentes Grandes, Guanabacoa, la calzada de Bejucal y el reparto Calabazar, Mantilla y la Palma, donde se han registrado manifestaciones en las últimas horas.

Sin internet

Ante el aumento de las manifestaciones en las calles, Diario de Cuba revela que el régimen suspendió el servicio de internet para impedir la divulgación del caos dentro y fuera de la isla; sin embargo, la interrupción no fue del todo exitosa para la dictadura, ya que incluso afectó a sitios web estatales.

«El apagón de internet de la noche del 30 de septiembre en #Cuba volvió a dejar inaccesibles los sitios web estatales alojados en servidores nacionales», informó el portal Inventario.

La caída perjudicó no sólo al portal Cudebate sino también a la página web del Partido Comunista de Cuba (PCC) y el de la enciclopedia virtual estatal cubana EcuRed.

Represalias contra la ciudadanía

La jornada desató «la orden de combate» en contra de los manifestantes, afirmó el periodista José Raúl Gallego en su cuenta de Twitter, desde la cual compartió imágenes de camiones militares trasladando a funcionarios vestidos de civil para reprimir a los cubanos que se expresan en las calles.

Esta disposición del régimen de Díaz-Canel intenta contener el descontento por los cortes cuando la Unión Eléctrica reconoce que el suministro alcanza en este momento al 10 % de la población de la capital, alegando que los daños en la infraestructura del sistema energético nacional –conformado por postes, tendido eléctrico y transformadores– después del paso del huracán Ian, impide restituir a corto plazo el servicio que ya venía en franco deterioro.

Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.