Redacción BLes – Después de que las máquinas de un condado de Pensilvania no mostraran las papeletas republicanas, Dominion Voting Systems, una corporación conocida por sus acusaciones de fraude electoral tras las elecciones presidenciales de 2020, ahora dice que fue un “error humano.”

Según el Times Leader, Nicole Nollette, vicepresidenta ejecutiva de operaciones de Dominion, explicó durante una reunión especial de dos horas de la junta electoral voluntaria del condado de Luzerne el lunes 24 de mayo.

Sin embargo, el Director de Elecciones Bob Morgan declaró la semana pasada que el incidente se produjo debido a un “error de codificación” dentro de Dominion durante las elecciones primarias locales del 18 de mayo.

El error es el siguiente. Todos los votantes del condado de Luzerne vieron en la primera pantalla una papeleta confusa etiquetada únicamente para las primarias demócratas, independientemente de su afiliación al partido. Aunque parecían ser demócratas en la pantalla, los votos se imprimían como republicanos. Según la administración electoral, los votantes republicanos tenían la opción de presentar una papeleta provisional o de emergencia, informó el Washington Examiner.

“Nadie lo hizo intencionadamente”, respondió Morgan al incidente. “En el momento en que nos enteramos de la repercusión buscamos inmediatamente asesorar al público, y es nuestro deseo que eso no vuelva a ocurrir”.

Morgan dijo a PA Homepage el 18 de mayo que no había “ninguna prueba de este problema en las papeletas de voto por correo, que se produjeron a partir de ese archivo. Todavía estamos trabajando con Dominion para obtener una explicación de cómo se produjo este error de codificación. Les sorprendió tanto como a nosotros”.

Nollette, de Dominion, dijo que “Dominion lamenta profundamente la confusión que causó este error”.

“La errata en la cabecera de la papeleta tuvo un impacto mínimo en la administración real de las elecciones y ningún impacto en los resultados y el recuento”, afirmó.

Posteriormente, Dominion también emitió un comunicado en el que afirmaba que se había producido un “error en la pantalla de la papeleta”.

“El director electoral del condado de Luzerne ha confirmado que hay un error en la pantalla de las papeletas que se limita a la cabecera en la pantalla de visualización de la máquina, y que todas las papeletas se están imprimiendo correctamente con la cabecera republicana y las elecciones primarias republicanas”, escribió la empresa. “Como el condado ha asegurado al público votante, todas las papeletas se contarán correctamente. Lamentamos cualquier confusión que esto haya causado”.

A pesar del error, la Junta Electoral del condado de Luzerne, situado en el noreste de Pensilvania, dijo que todos los votos se contaron correctamente, según la cadena Fox 56. Los republicanos, sin embargo, han expresado sus reservas sobre la integridad de las elecciones.

Dominion ha negado anteriormente las afirmaciones de que está implicada en el fraude electoral de 2020 y ha presentado varias demandas por difamación contra quienes han hecho esas afirmaciones.

Algunos líderes del condado han pedido que se realice una auditoría forense por parte de un tercero.

“Estas máquinas: su credibilidad está perdida”, dijo el lunes Missy Thomas, miembro de la Junta Electoral. “El sistema está comprometido”.

También le recomendamos: Masacre y narcotráfico: el oscuro historial del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso

Ad will display in 09 seconds

Denise Williams, la presidenta de la Junta Electoral, dijo que el error se produjo por varias causas y que se “estudiarán” las preocupaciones. La junta volverá a reunirse en junio.

A principios de esta semana, los funcionarios de Luzerne se encontraron con otro problema cuando el equipo de WBRE 28/WYOU 22 Eyewitness News I-Team descubrió máquinas de votación desatendidas en un pasillo público dentro del centro comercial Terrace Plaza. Los votantes rápidamente plantearon preguntas sobre los errores de las máquinas, expresando su preocupación.

“No creo que deban estar en medio del área del centro comercial. Les he dicho dónde está la sala para mantenerlas seguras. Pero las vigilamos”, dijo a PA Homepage la gerente del centro comercial, Laura Gruene.

Morgan cree que las máquinas de votación no deberían haberse colocado en un lugar tan público, pero también reconoció que recuperar 900 máquinas en todo el condado puede llevar varios días.

“Se retiró todo lo que pudiera ser manipulado, como las tarjetas de memoria. No hay papeletas dentro. Básicamente son cascarones vacíos. Nos pondremos en contacto con la empresa de transportes para que las recojan”, dijo.

Oliver Cook – BLes.com