Redacción BLes– Mientras el presidente estadounidense, Donald Trump, demanda ante los tribunales los fraudes que pretenden frustrar la voluntad de los 75 millones de ciudadanos que votaron por él, la actividad silenciosa del vicepresidente, Mike Pence no pasa desapercibida.

El analista en ciberseguridad con el usuario de Twitter Ron @CodeMonkeyZ, que permanece atento al panorama general de la nación, destacó en uno de sus tuits la importante labor de Pence, el 21 de diciembre.

“Con Trump tomando todo el fuego antiaéreo, Pence ha estado volando silenciosamente bajo el radar este último mes, trabajando en las operaciones militares más complejas que los EE. UU. han visto nunca. Coincidencia?”, planteó @CodeMonkeyZ.

Por su parte el internauta que se identifica como un patriota y soldado digital, @cjtruth, calificó la estrategia como brillante al responder a @CodeMonkeyZ, antes de que Twitter suspendiera su cuenta. 

Si bien no se pueden citar con certeza las operaciones militares a las que alude Ron, no pasa desapercibida la Orden Ejecutiva firmada en el 2018 por el presidente Trump, en previsión de interferencias extranjeras en el proceso electoral estadounidense.

Asimismo, ante el cumplimiento del primer año de creación de la Fuerza Espacial, vinculada a las fuerzas armadas, Pence anunció que pasarán a llamarse Guardianes, siendo esta la más reciente actividad pública de carácter militar en la que participó.   

“Fue un honor anunciar hoy, que los hombres y mujeres de la Fuerza Espacial serán conocidos como ¡GUARDIANES!”, tuiteó Pence. 

Esta rama de las fuerzas armadas integra soldados, aviadores, marineros e infantes de marina. Según los oficiales de la Fuerza Espacial el nombre Guardianes hace alusión a un lema de 1983, citó Defence One el 18 de diciembre. 

Por su parte el general Jay Raymond, jefe de operaciones espaciales, informó que durante el 2021 los guardianes llegarían a 6.400 miembros activos. 

Justin Johnson, un alto funcionario de defensa delegado por el secretario asistente de defensa para la política espacial, se refirió a la intensa actividad de los Guardianes. 

“Muchos de ellos siguen creciendo y madurando, pero ahora se trata solo de dar resultados, y hay un montón de trabajo por hacer”, aseguró Johnson.

Al igual que la Fuerza Espacial, el Departamento de Defensa creó otras organizaciones espaciales vinculadas a aquella. 

Entre ella el Comando Espacial de los Estados Unidos, un comando de combate que proporciona apoyo espacial a los comandantes militares de todo el mundo. 

Le recomendamos:

videoinfo__video2.bles.com||966c89883__

Ad will display in 09 seconds

También la Agencia de Desarrollo Espacial, encargada de adquirir satélites nuevos. Entre sus metas está la compra de un satélite por semana. 

“La parte más difícil de poner en pie a la Fuerza Espacial, honestamente, fue la burocracia interna del Pentágono y… la tradicional resistencia al cambio”, explicó Johnson, quien agregó que de todas maneras habían contado con el apoyo del Congreso y del presidente Trump. 

La misión de la Fuerza Espacial era responder al desafío que implicaba que China y Rusia construyeran naves espaciales y armas que podían perturbar los satélites estadounidenses.

“Creo que nuestra mayor área en la que necesitamos gastar mucha energía mental en el próximo año es pensar realmente en la competencia a largo plazo con China y Rusia”, dijo Johnson. 

También aseguró que la actividad de estos países: “Era una amenaza real contra las capacidades de los Estados Unidos.

Es de notar que el Partido Comunista de China (PCCh), Rusia e Irán son acusados de interferir con el proceso electoral estadounidense. 

Por otro lado, a pesar de que varios personajes mencionaron la acción militar como una opción ante las fraudulentas actividades que empañan las elecciones 2020 de EE. UU. Trump descartó esta posibilidad.

José Hermosa – BLes.com