Un partido de fútbol entre reos terminó de la peor manera en una cárcel de México, ya que luego de un altercado se originó una riña que terminó con disparos de parte de los equipos rivales. 16 personas murieron en el lugar.

Según detalló el informe de la policía, el hecho se registró en el Centro de Reinserción Social Cerereso de Cieneguillas, en el Estado mexicano de Zacatecas. Uno de los más peligrosos del norte de México.

Los reos que disputaban el partido pertenecían a los denominados Carteles del Golfo y de los Zetas, por lo que se estima que habían sido apresados por crímenes ligados al narcotráfico.

De acuerdo al detalle de las autoridades, el partido se desarrollaba con normalidad hasta que en la cancha se formó un conato de jugadores protestando por una acción en el partido. Tras eso vino lo peor.

Esto se debe a que representantes de los dos carteles sacaron armas de fuego y comenzaron a disparar en contra los demás. Se registraron 16 personas fallecidas en el centro penitenciario y decenas de heridos, que fueron llevados a centros asistenciales.

Todos los individuos que perdieron la vida eran internos, indicaron portavoces de la cárcel. Junto con eso se precisó que entre los lesionados existían civiles e incluso niños.

Según el diario español El País, la presencia de civiles se debía a que este partido era un evento especial de fin de año, por lo que las autoridades carcelarias permitían que familiares visitaran a parientes que eran internos.

El hecho sólo pudo ser detenido luego que efectivos de la policía y el ejército pudieran ingresar hasta el lugar y dispersar a las personas. Minutos después ambulancias lograron entrar y retirar a los heridos.

Luego del operativo se logró la detención de un interno que tenía un arma de fuego, tres armas cortas y armas blancas, con las cuales se cometieron varios de los homicidios.

Cabe señalar que este hecho se produjo sólo un día después que las autoridades informaran de una revisión al penal de Reinserción Social Cerereso de Cieneguillas, donde se incautaron armas cortantes, droga y teléfonos celulares.

“Se decomisaron 77 dosis de marihuana, 1 dosis de cristal, pipas para inhalar, 18 paquetes de papel arroz, 12 puntas, 17 cuchillos, una segueta, un cartucho 9 milímetros, tres tijeras, nueve celulares, 10 cargadores para celular, seis manos libres, una pila para celular, un micro Cd, una memoria, dos martillos, una garrafa con mezcal, una lata de cerveza, tres prendas de vestir color negro, una gorra color negro y tres artesanías de madera con doble fondo”, indicó la policía en ese momento.

Fuente: BioBiochile.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds