En el peor Preolímpico de su historia, donde quedaron desclasificados de los JJ.OO de Tokio, y luego de que se vacunarán con la dosis estadounidense, varios miembros de la Selección Cubana desertaron a Estados Unidos.

En la tarde de este 3 de junio, horas antes de partir de regreso hacia Cuba, una parte del cuerpo técnico de la Selección Cubana de Béisbol se sumó a la decisión de algunos jugadores de abandonar el hotel en Miami donde se estaban concentrando por el Preolímpico de las Américas para pedir asilo en Estados Unidos.

El primero en desertar fue el jugador César Prieto, quien según los expertos es una estrella del béisbol y el único cubano que podría jugar tranquilamente en las grandes ligas norteamericanas.
El bateador de 22 años se fugó la pasada semana apenas unos minutos luego de aterrizar en Miami con la Selección Nacional de Cuba. Ni bien se bajó del avión y tramitó el ingreso al país con sus compañeros, los despidió rápidamente y se subió a un auto que lo esperaba en la puerta de la terminal.
La Federación Cubana de Béisbol, dirigida por la dictadura, lanzó un duro comunicado contra Prieto: “Ha generado repudio entre sus compañeros y demás miembros de la delegación, dispuestos a sobreponerse al lógico impacto de un hecho ajeno a la mayoritaria voluntad de ser fieles a la patria y la misión con que viajamos al evento”.

Los jugadores restantes, luego de perder un partido importante ante Venezuela, decidieron vacunarse todos con la estadounidense Johnson & Johnson, algo que también fue tildado de una “traición a la patria” por la dictadura cubana, que está desarrollando su dudosa vacuna Soberana.

Este Preolímpico, que parecía que iba a contar con uno de los mejores desempeños de la Selección Cubana en años, ya que contaba con un “dream team”, terminó siendo un dolor de cabeza para el régimen castrista.

Se cree que por lo menos 2 jugadores más desertaron la Selección y, sin sus principales estrellas, perdió un partido clave contra Canadá y quedó fuera de los Juegos Olímpicos por primera vez en su historia.

“Esto es un desastre” afirmaron los medios cubanos en Florida. Cuba compitió y obtuvo medallas en todos los Juegos Olímpicos desde 1992, incluido el oro en Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Atenas 2004.

Luego de que se exiliaran los jugadores, tan solo unas horas antes de abordar el avión para volver a Cuba, se cree que 5 miembros del cuerpo técnico se escaparon del hotel.

El primero de ellos y el único 100% confirmado por ahora es el psicólogo de la Selección, Jorge Sile Figueroa, quien se dio a la fuga y pidió asilo humanitario en Estados Unidos.

Las deserciones no son una decisión fácil para los cubanos, ya que la dictadura cubana toma fuertes represalias contra sus familiares que todavía sigue en Cuba. Pero muchas veces estos castigos son menos duros que tratar de vivir en un régimen comunista.

Además, los desertores consiguen trabajos en Estados Unidos que les permiten mantenerse no sólo a ellos mismos si no que a toda su familia en Cuba.

Por Derechadiario.com.ar