BOGOTÁ — Un “paro armado” de 72 horas declarado el viernes por la guerrilla colombiana Ejército Nacional de Liberación, ELN, en varios departamentos del noreste de Colombia, dejó un militar muerto, varios heridos, vías bloqueadas, escasez de alimentos y ataques a infraestructuras y otros blancos.

La guerrilla informó en un comunicado de seis puntos divulgado por internet que el paro tenía como objetivo presionar al gobierno del presidente Iván Duque a regresar a la mesa de conversaciones.

En estos “paros armados”, la guerrilla suele restringir el desplazamiento de vehículos por carreteras y la movilidad de las personas. También amenaza con ataques a quienes transiten por las vías, incluyendo a caravanas escoltadas por el ejército.

La guerrilla del ELN está conformada por unos 2.000 combatientes y es considerada como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Los guerrilleros del ELN bloquearon carreteras durante el paro armado en el noreste de Colombia del 14 al 16 de febrero de 2020. (Imagen Twitter)
Los guerrilleros del ELN bloquearon carreteras durante el paro armado en el noreste de Colombia del 14 al 16 de febrero de 2020. (Imagen Twitter)

Mediante comunicados los guerrilleros instaron a la población a acatar la amenaza armada en departamentos como Norte de Santander, Arauca, Cesar, Chocó, Cauca, Valle del Cauca y Nariño, cerca de la frontera con Venezuela.

Manuel Pérez Martínez, comandante del Bloque Nororiental del ELN, que opera en la zona, dijo en un mensaje de audio que “acatar esta orden de no movilizarse por las rutas de transporte durante las 72 horas de paro armado es lo más conveniente para la población, ser prudente y mantenerse en sus viviendas evitará lamentar consecuencias”.

Se reportaron varios ataques y hechos violentos, como la quema de vehículos de transporte público, un atentado contra un oleoducto.

Un suboficial del ejército murió por disparos de un francotirador, informó por Twitter el jefe del ejército, Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda.

Miembros del ELN lanzaron también dos granadas contra la estación de policía del municipio de Curumaní, en el departamento del Cesar, en un hecho que dejó varios heridos y daños materiales.

Las fuerzas militares y de policía respondieron al paro armado reforzando la presencia en las vías del país e hicieron frente a la arremetida subversiva. Los militares custodiaron caravanas de vehículos de carga y de transporte público.

El gobierno implementó además mecanismos para responder por la quema o destrucción de los vehículos, como dijo el presidente Duque.

“El estado colombiano está listo, presto siempre para defender la vida, honra, bienes, derechos y libertades de los colombianos”.

Duque dijo que su gobierno no se dejará chantajear por el ELN para reanudar los diálogos de paz, suspendidos desde enero del año pasado cuando la guerrilla mató a 22 cadetes de policía en un atentado.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América Colombia

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.