Redacción BLes – Los padres de todo el país están actuando contra la ideología izquierdista omnipresente en las escuelas, hasta el punto de que la oposición a componentes cruciales de la educación pública se ha convertido en un movimiento nacional.

Los padres, e incluso los niños mayores, se oponen a las diversas medidas adoptadas por las escuelas para imponer una agenda socialista.

El condado de Loudoun, en Virginia, fue testigo de un gran alboroto durante una nueva reunión del consejo escolar después de que la policía irrumpiera en el acalorado debate y detuviera a un grupo de padres que criticaban la Teoría Crítica de la Raza (TCR) y la imposición ideológica de las teorías de género a los niños.

Los padres se reunieron en un consejo escolar de Virginia el martes 22 de junio, tras semanas de protestas de diversos grupos, para expresar su preocupación por la imposición de ideas de izquierdas a sus hijos.

En concreto, el tema en disputa esta vez era la nueva política que el consejo escolar de Loudoun pretende aplicar a los alumnos y profesores transgénero.

El aumento de la actividad contra las prácticas educativas progresistas, según Ian Prior, director ejecutivo de Fight for School y padre del condado de Loudoun, se debió a los meses de aprendizaje en línea que sufrieron la mayoría de los estudiantes.

“La gente estaba viendo cosas en el aprendizaje virtual de sus estudiantes, o escuchando de sus estudiantes que se les enseñaba sobre la fragilidad blanca y el privilegio blanco y los opresores contra los oprimidos, y los padres comenzaron a hacer su tarea”, declaró Prior.

Los padres del condado de Loudoun se han centrado en una estrategia que consiste en expulsar a los administradores de las escuelas. Los padres de Loudoun han organizado un intento de destitución de varios miembros de la junta, alegando que utilizaron las redes sociales para atacar a determinados padres porque no estaban de acuerdo con la teoría racial crítica.

“No hemos sido los guardianes de nuestros sistemas escolares que tenemos que ser, y ha hecho falta una pandemia, pero ahora se ha despertado”, dijo Prior.

Los padres del suburbio de Washington D.C. se unieron este año bajo el nombre de Fight for Schools (Lucha por las Escuelas) para protestar por la adopción por parte del sistema escolar de un programa de teoría racial crítica, así como por otras iniciativas liberales.

El mes pasado, los opositores a los programas liberales en las escuelas del suburbio de Dallas obtuvieron victorias abrumadoras en las elecciones al consejo escolar de Southlake, Texas, tras llevar a cabo una campaña centrada casi por completo en la oposición a los sistemas educativos izquierdistas.

También le recomendamos: La denuncia de John McAfee que hizo temblar al Estado Profundo de Estados Unidos (Video)

Ad will display in 09 seconds

Algunos miembros de la izquierda se han burlado de la iniciativa, acusando a los opositores de malinterpretar la teoría crítica de la raza o de querer impedir que se enseñe historia en las escuelas.

Las asambleas locales en las que los padres se reúnen para resistir a los movimientos liberales en las escuelas de sus hijos se están convirtiendo poco a poco en noticia.

Por ejemplo, en Randolph, Nueva Jersey, los residentes presionaron con éxito al consejo escolar para que reconsiderara una propuesta de eliminar los nombres de todos los días festivos del calendario escolar debido al temor de identificar el Día de Colón.

Esta cuestión tiene su origen en un acontecimiento que tuvo lugar en Portland el año pasado, cuando se celebró el Día de la Raza en conmemoración de la llegada de Cristóbal Colón a América. Muchos movimientos de izquierda que promueven la ‘igualdad racial’ identificaron la llegada de Colón como el inicio de la violencia contra los indígenas y la explotación de los blancos sobre los negros, que según estos grupos continúa en la actualidad. Por ello, rechazaron la celebración del 12 de octubre y decidieron sustituirla por protestas violentas denominándolo día de la “rabia”.

Amy Laurence – BLes.com