Su nombre fue buscado en Google un millón de veces en las últimas horas, mientras que en Twitter consiguió dos millones de menciones, según reconoció Veja. En redes sociales aún se comenta que el padre Kelmon “exorcizó” a Lula.

El último debate presidencial en Brasil dejó grandes momentos e importantes frases que seguramente retumbarán en la mente de los ciudadanos cuando depositen su voto este domingo 2 de octubre. Y aunque los argumentos del actual mandatario, Jair Bolsonaro, y los del candidato de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, fueron los que acapararon la atención de la prensa por ser quienes polarizan la intención de voto, también hubo una figura que logró revolucionar a la opinión pública: el padre Kelmon.

El líder de la Iglesia ortodoxa es el candidato a la presidencia por el Partido Laborista Brasileño (PTB). Él continuó el camino que comenzó el exdiputado conservador Roberto Jefferson, el cual se vio truncado cuando el Tribunal Superior Electoral (TSE) ordenó suspender su postulación. El padre Kelmon fue decidido al medirse en el debate, pero sobre todo a desenmascarar al principal representante de la izquierda brasileña.

Su nombre fue buscado en Google un millón de veces en las últimas horas, mientras que en Twitter consiguió dos millones de menciones, según reconoció Veja. En redes sociales aún se comenta que el padre Kelmon «exorcizó» a Lula.

«Usted es el responsable de la corrupción»

Posiblemente uno de los momentos de mayor tensión en el debate fue cuando el padre Kelmon confrontó a Lula da Silva. Al expresidente de izquierda se le notó cómo su molestia iba en aumento.

«Usted es el responsable de la corrupción en Brasil. Usted está condenado. No debería ni estar aquí con el resto de los candidatos. Pero es cínico y miente todo el tiempo. Es el fundador del Foro de São Paulo junto con Fidel Castro».

No es extraño que su nombre «rompiera» el internet. Que un padre en sotana le enumerara en su cara los casos de corrupción al líder progresista en televisión no es común en la política brasileña. Ni siquiera en la latinoamericana. En los bloques que siguieron, el padre Kelmon le dijo varias cosas más a Lula.

«Tu propio diputado dijo que quieres volver a la escena del crimen, para seguir robando al pueblo brasileño. Explícale al pueblo por qué tanta gente cercana a ti fue arrestada y denunciada, ¿eres el jefe del esquema?».

Lula da Silva respondió al líder religioso que estaba «desinformado» y mencionó sus absoluciones judiciales por los distintos casos de corrupción.

«Usted es el cabo de Lula»

El objetivo político del padre Kelmon y del Partido Laborista Brasileño (PTB) fue claro desde el inicio: fortalecer a la derecha en Brasil liderada por el presidente Jair Bolsonaro.

Cuando dicho partido anunció su postulación con Roberto Jefferson a la cabeza, reflotaron las acusaciones que ponían en duda la formación del padre Kelmon en la Iglesia ortodoxa. Durante el debate también fue cuestionado por esto. La candidata Soraya Thronicke lo llamó «cable electoral» de Bolsonaro. «Y usted es el cabo de Lula», respondió el padre.

Así, prosiguió con sus argumentos. Como cuando recordó que las universidades públicas «se han convertido en fábricas de militantes al servicio del PT».

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.