Redacción BLes – Los niños son la alegría de toda familia. Cuidar de un recién nacido con conocimientos básicos y habilidades no desarrolladas es un gran reto para los padres primerizos. Los bebés dependen casi por completo de los adultos. Además de las rutinas diarias, como la toma de leche y la higiene personal, los padres primerizos suelen tener dificultades para enfrentarse a cuando sus hijos se sienten incómodos, están enfermos o se encuentran con incidentes por primera vez. Puede ser aterrador ser responsable de una vida tan pequeña y frágil cuando no hay nadie a quien pedir ayuda.

Los padres primerizos se sienten confusos, incluso asustados, y no saben qué hacer, por lo que sólo pueden pedir ayuda a otras personas con experiencia.

Olivia tuvo un incidente de este tipo con sólo 9 días de vida.

Olivia tuvo graves problemas de salud cuando tenía 9 días (WPXI-TV News Pittsburgh/Screenshot via TheBL/Youtube)

Sus padres intuyeron que a Olivia le pasaba algo, pero tras probar muchos de los tratamientos habituales, su estado seguía sin mejorar. Sus padres decidieron llevarla al hospital.

De camino al hospital, la madre de Olivia se dio cuenta de que algo iba mal. Le dijo a su marido que su hija no respiraba, que había dejado de hacerlo. La situación se volvió peligrosa.

Al detenerse en un semáforo en rojo, el padre de Olivia vio a unos policías, entre ellos Mitrisin, en el carril contiguo, y se apresuró a pedirle ayuda.

La agente Mitrisin actuó a tiempo con las herramientas disponibles para salvar la vida de Olivia. (WPXI-TV News Pittsburgh / Screenshot via BL/Youtube)

La agente Mitrisin es madre de dos niños y una agente altamente cualificada y formada.

“Es increíble cómo fue capaz de mantener la calma y sabía qué hacer”, dijo el padre de Olivia.

Inmediatamente, Mitrisin comenzó a realizar compresiones torácicas a Olivia. Mantuvo la calma y la concentración durante toda la prueba, decidida a que Olivia no muriera.

Los paramédicos llevaron a Olivia al Hospital Infantil de Pittsburgh. Pronto se oyó en el hospital el llanto más agradecido. Era el llanto de Olivia. Tenía una afección cardíaca que le hacía dejar de respirar y que los médicos descubrieron.

A pesar de que tendrá que ser operada para solucionar el problema, se le ha dado una segunda oportunidad de vivir gracias a su padre, a su madre y a la agente Mitrisin.

El milagro ha llegado a la familia de Olivia. (WPXI-TV News Pittsburgh/Screenshot via TheBL/Youtube)

Como dice el refrán: persona adecuada, momento adecuado. Se produjo un milagro, afortunadamente para la pequeña Olivia y su familia. El milagro consistió en que la agente de policía Mitrisin estuviera en el lugar y el momento adecuados para dar a Olivia una nueva oportunidad de vivir.

Cary Kate – BLes.com