Para juzgar a los manifestantes

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció este miércoles la utilización del delito de “sedición”, por parte del gobierno de Cuba, para juzgar a los manifestantes pacíficos del pasado 11 de julio y aterrorizar a la población en la actual escalada represiva.

“Culpar de sedición a quienes salieron espontáneamente a las calles a pedir libertad, resulta intolerable. El uso de los artículos más severos del código penal para castigar el disenso y amedrentar al resto de los ciudadanos es vergonzoso y forma parte de la criminalización de las protestas por parte de un régimen desbordado y sin soluciones”, afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH.

De acuerdo con datos parciales obtenidos por el Observatorio, al menos 40 ciudadanos se enfrentan al supuesto delito de “sedición” y podrían ser condenados por encima de los 20 años de prisión. Entre los casos más graves se encuentran Alejaime Lambert Reyes (22 años – Causa 145-D/21) y Carlos Alberto Hernández Pérez (23 años – Causa 145-D/21), ambos con una petición fiscal de 26 años de cárcel.

(Ver lista completa de peticiones fiscales al final)

“El clima represivo se incrementa por estos días, de cara a la convocatoria de una marcha cívica el próximo 15 de noviembre. La comunidad internacional no puede permanecer en silencio ante las escandalosas peticiones fiscales por el 11J y las amenazas y coacciones que sufren los ciudadanos en la proximidad del 15N”, añadió González Raga.

Solo en octubre se produjeron al menos 579 acciones represivas, de ellas 80 detenciones arbitrarias. Entre los abusos más utilizados contra activistas, periodistas independientes y artistas están el sitio de viviendas (313), las citaciones policiales, el hostigamiento y las amenazas.

Luis Morales – MiamiDiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.