Redacción BLes– El legislador del Consejo Ejecutivo de Hong Kong, Lam Yik Fei, escribió una nota para el NY Times, en la que se manifestó a favor del Partido Comunista chino (PCCh) y de la soberanía del régimen por sobre la exciudad autónoma. “Hong Kong es parte de China, les guste o no a los occidentales”, dijo Fei.

Una vez más se comprueba que la propaganda del PCCh no interviene solo dentro de China, sino que se extiende incluso hasta en los periódicos más leídos del mundo como el New York Times.

El jueves publicó una nota escrita por la legisladora Lam Yik Fei, en la que condena las sanciones impuestas por el gobierno del presidente Trump al régimen chino por los abusos cometidos en Hong Kong, asegurando que nada cambiará el destino de sumisión de Hong Kong por el régimen chino. 

El 30 de junio, el PCCh impuso una ley de “seguridad nacional” en Hong Kong de forma inconstitucional, despojando completamente a la ciudad de la autonomía limitada que se le permitía bajo la política de “Un país, dos sistemas”, establecida en 1997 bajo acuerdos firmados internacionalmente.

La ley de seguridad nacional fue la respuesta del régimen a un poderoso movimiento a favor de la democracia lanzado en Hong Kong en junio pasado, surgido a partir de los reclamos hacia el PCCh, quien no estaba respetando los acuerdos de derechos y libertades de la ciudad

Las críticas argumentan que la ley limita severamente la libertad de expresión en Hong Kong, permite a las autoridades aprehender a sospechosos en la ciudad y juzgarlos en China Continental, donde abundan las denuncias sobre la inexistencia de derechos mínimos de expresión. Además establece la creación de una especie de policía secreta, que actuaría directamente bajo las órdenes del PCCh, colocando al territorio bajo las mismas reglas autoritarias de China Continental.

El legislador Fei en su artículo en el NYT, defendió al PCCh y elogió la nueva ley de seguridad argumentando que fue la única salida para responder al movimiento prodemocrático. “Había que hacer algo, y las autoridades chinas lo hicieron”, escribió sobre la represión policial posterior contra los manifestantes.

La nota del legislador del régimen publicada en el New York Times, reiteradamente menciona que la “integración” de Hong Kong con la “patria” china es inevitable, sugiriendo además, que la culpa de toda situación violenta es por la influencia de occidente y Estados Unidos. 

Tal como señala Breit Bart, la nota del NYT se suma a su publicación anterior de artículos de opinión de figuras controvertidas como el dictador venezolano, Nicolás Maduro, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin. Mostrando siempre al comunismo como ejemplo de buenas políticas, en contrapartida a Occidente y a Estados Unidos en particular.

El presidente Trump, que desde la implementación de la ley se manifestó en contra de los atropellos del régimen chino por sobre Hong Kong, en una entrevista televisiva con Fox Business el mes pasado, aseguró que la ciudad bajo el control del régimen chino “nunca podrá tener éxito” y sus mercados se “irán al infierno”. 

“Todos esos incentivos que aportamos para el mercado de Hong Kong, con el fin de mantener una cierta cantidad de libertad allí, sabiendo que China se cierne sobre ellos, pero todos esos incentivos, miles de millones y miles de millones y miles de millones de dólares para Hong Kong. Ahora lo he recuperado”.

El presidente Trump anunció a mediados del mes julio que daba por finalizada la “relación comercial especial” que mantenía Estados Unidos con Hong Kong. Llevándolo a la misma categoría que el resto de China. Incluso los productos importados de Hong Kong deberán poseer la etiqueta que indique “Hecho en China”. Así lo informó el SCMP.

Andrés Vacca– BLes.com