Un estudio de casi 90.000 pacientes en Brasil demostró que el antiparasitario reduce significativamente las muertes por COVID-19 cuando se lo utiliza regularmente como profiláctico.

Un nuevo estudio realizado por el médico brasilero Flávio A. Cadegiani (MD, MSc, PhD), revisado por pares y publicado en la prestigosa revista médica Cureus, demostró que el uso regular de ivermectina antes y durante los primeros días de una infección de coronavirus reduce en un 92% el riesgo de morir por COVID-19.

El estudio además cuenta con una enorme muestra, ya que se realizó en una población estrictamente controlada de 88.012 personas de la ciudad de Itajaí en Brasil. Las personas que usaron ivermectina como profilaxis o tomaron el medicamento antes de infectarse con COVID experimentaron reducciones significativas en muerte y hospitalización.

Según el estudio, aquellos que tomaron ivermectina regularmente tuvieron una reducción del 92% en su riesgo de muerte por COVID en comparación con los que no lo tomaron, e incluso un 84% menos que quienes lo tomaron de manera irregular.

“La tasa de hospitalización se redujo en más del 90% en los usuarios regulares en comparación con los usuarios irregulares y los no usuarios“, indicó el estudio.

La impresionante reducción para los usuarios habituales de ivermectina fue evidente incluso teniendo en cuenta que los pacientes que tomaron ivermectina de manera regular tenían de por sí un mayor riesgo de muerte por COVID ya que eran mayores de edad, e incluso había una mayor prevalencia de diabetes tipo 2 e hipertensión en este grupo.

El estudio definió a los usuarios regulares como aquellos que usaron más de 30 tabletas de ivermectina durante cinco meses. La dosis de ivermectina estaba determinada por el peso corporal, pero “la mayoría de la población usaba entre dos y tres tabletas diarias durante dos días, cada 15 días por cinco meses”.

Por su parte, los pacientes que tomaron de manera irregular la ivermectina, o sea menos de 30 tabletas de ivermectina durante cinco meses pero mayor que cero, registraron una reducción de la tasa de mortalidad un 37% menor que quienes nunca tomaron. Ambos resultados son significativos estadísticamente y representan una reducción que solo se puede asociar al uso de este fármaco.

“La falta de uso de ivermectina se asoció con un aumento de 12,5 veces en la tasa de mortalidad y un riesgo siete veces mayor de morir por COVID-19 en comparación con el uso regular de ivermectina“, se lee en el estudio.

Cadegiani cree que el estudio mostró un “efecto dosis-respuesta“, lo que significa que el aumento de los niveles de ivermectina disminuyó el riesgo de hospitalización y muerte por COVID-19. “Esta eficacia dosis-respuesta refuerza los efectos profilácticos de la ivermectina contra la COVID-19“.

El doctor brasileño escribió en Twitter : “Un estudio observacional con el tamaño y el nivel de análisis como el nuestro difícilmente se logra y no es factible realizarlo como un ensayo clínico aleatorizado. Las conclusiones son difíciles de refutar. Los datos son datos, independientemente de sus creencias“.

Cabe recordar que Twitter y Facebook suspendieron usuarios por hablar de los efectos positivos que la ivermectina podría tener en pacientes con COVID-19. 

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.