Redacción BLes– El gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo aseguró el pasado lunes que no iba a respaldar una investigación independiente para dar explicación sobre la elevada tasa de muertes por el virus PCCh (Partido Comunista chino), en hogares geriátricos.

Según Daily Wire, un periodista le expresó: “Los legisladores estatales de hoy están investigando COVID-19 en hogares de ancianos; Hubo algunas críticas al comisionado de salud estatal Howard Zucker por no comparecer ante el panel. Ha habido muchos idas y venidas sobre si ha caracterizado algunas de estas investigaciones como partidistas.

“¿Apoyaría usted una investigación independiente para reducir algunas de estas sospechas mutuas sobre el partidismo para que el público entienda mejor lo que pasó exactamente en las instalaciones de los hogares de grupo y los hogares de ancianos?”, preguntó.

A lo que Cuomo respondió: “No, yo no haría una investigación, sea política o no, todos pueden tomar esa decisión por sí mismos. Creo que tendrías que estar ciego para darte cuenta de que no es político. Solo mire de dónde viene y mire las fuentes y mire sus afiliaciones políticas y mire quién escribió la carta en el Congreso y mire qué publicaciones la plantean y qué medios de comunicación externos la plantean. Es algo increíble”.

La respuesta de Cuomo llevó a que el periodista indagara sobre si entonces sería capaz de conseguir un experto que no fuera políticamente influenciado, sugiriendo de esa manera que tanto los demócratas como los republicanos y los independientes confiarían de igual modo en una investigación sobre lo que sucedió en los hogares de ancianos.

No obstante, Cuomo acotó; “sí, no existe una persona en la que todos los demócratas y republicanos confíen. Esa persona no existe”.

Según indicó el Huffington Post, “el número de muertes por coronavirus en los asilos de ancianos de Nueva York, que ya es uno de los más altos de la nación, podría ser en realidad un subconteo significativo”.

Más de 6.200 residentes mayores de edad habrían muerto en Nueva York en hogares de ancianos, de acuerdo con las estadísticas ofrecidas por el Departamento de Salud de Nueva York.

Según un aviso emitido el 25 de marzo por el Departamento de Salud de Nueva York, los hogares de ancianos debían aceptar a los residentes que regresaban de los hospitales, tuvieran o no un diagnóstico de COVID-19.

“Durante esta emergencia sanitaria mundial, todos los NH [Hogar de ancianos] deben cumplir con la recepción acelerada de los residentes que regresan de los hospitales a los NH”.

“Se considera apropiado que los residentes regresen a un NH cuando el médico del hospital o la persona designada determine que el residente es médicamente estable para el regreso. Los planificadores del alta del hospital deben confirmar al NH, por teléfono, que el residente está médicamente estable para el alta. El hospital debe dar instrucciones completas para el alta antes de transportar al residente al NH”, indicó la entidad de la salud.

“Al menos 4.813 residentes con casos confirmados, o presuntos, de COVID-19 han muerto en 351 de los 613 hogares de ancianos de Nueva York desde el 1 de marzo, de acuerdo con la nueva lista de la administración del gobernador Cuomo,” según lo recogido por The Daily Wire.

César Munera – BLes.com