Los funcionarios de la salud en Nueva York calcularon que las muertes causadas por el virus del PCCh habían aumentado en el 57% de un día para otros, solo que a esos pacientes no se les hicieron las pruebas para detectar la presencia del virus.

Esta forma de aumentar artificialmente las cifras de los muertos causa polémica porque es con base en esos números que se toman decisiones importantes para la nación, como, por ejemplo, cuándo se reactivará la actividad económica.

Al seguir el comportamiento de las estadísticas sobre los afectados por la pandemia se notó que, aunque los casos disminuían, las muertes aumentaron repentinamente.

El Departamento de Salud de la ciudad reportó 6.589 fallecimientos el martes 14 de abril, de donde pasó a 10.367, lo que significa un aumento del 57%, es decir 3778 en un solo día según Bloomberg.

Para el 16 de abril la cifra reportada fue de 1.204 muertos lo que hace aún más evidente el abrupto aumento señalado el día anterior.

Con esta cifra se recupera la continuidad en el descenso que ya se venía presentando la semana pasada, cuando de un promedio de 2.000 por día entre el 7 y el 11 de abril, se llegó a unos 1.500 el domingo y el lunes, según National Review.

No hubo una confirmación explícita de que la totalidad de las muertes fueran causadas por el virus del PCCh, solo bastó con que presentaran síntomas similares a los causados por esa enfermedad.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ya había dicho el 9 de abril que se estaba presentado un aumento inexplicable de muertes en las casas y las atribuyó al virus del PCCh.

“No tengo ninguna duda y los médicos pueden hablar de esto, el impulsor de este enorme aumento de muertes en casa es el Covid-19 y algunas personas están muriendo directamente de él y otras indirectamente de él, pero es el trágico factor X aquí”, dijo De Blasio, citado por Bloomberg.

Este tipo de aproximaciones distorsionan las cifras confirmadas mediante las pruebas y los criterios utilizados aumentan las dudas sobre las cifras reales.

Asimismo, se sospecha que otras ciudades estén aumentando las cifras artificialmente para utilizarlas con fines políticos, y así en cuanto mayor sea la cifra mayor el impacto obtenido.

En este sentido se expresó Andrew C. McCarthy, exfiscal de distrito de Nueva York y miembro de alto rango del National Review.

“Y si la Gran Manzana va a cocinar los libros de esta manera, ¿qué va a detener a Newark, Nueva Orleans, Filadelfia, Boston, Chicago, Detroit, Los Ángeles, y el resto?”, expresó McCarthy aludiendo a ciudades cuyos habitantes son predominantemente demócratas, quienes podrían utilizar esa cifras en contra del presidente estadounidense Donald Trump, en la próximas elecciones presidenciales a celebrarse en noviembre. 

Por su parte la Dra. Deborah Birx, coordinadora del Grupo de Trabajo contra el virus del PCCh desde la Casa Blanca, se refirió a la evolución  de la pandemia en el país diciendo que la tasa de nuevos casos ha disminuido en los Estados Unidos en los últimos seis días, y que nueve estados tienen menos de 1.000 casos cada uno y reportan menos de 30 casos nuevos por día.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2)

videoinfo__video2.bles.com||437cd59e6__

Ad will display in 09 seconds