Al menos un centenar de hondureños ingresaron este miércoles (15.01.2020) a Guatemala de manera ilegal tras cruzar masivamente una frontera al noreste del país centroamericano, en sus intenciones de llegar a Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

Los hondureños, miembros de una nueva caravana que partió el martes desde San Pedro Sula, entraron a Guatemala por el departamento de Izabal, en la costa al Océano Atlántico de ambos países.

De acuerdo a varias fuentes, las autoridades aduaneras hondureñas no pudieron evitar el paso del centenar de migrantes, abrumados por la cantidad de personas que se congregaron en la frontera de Corinto, del departamento de Cortés, que colinda con Izabal.

Se calcula que la caravana está formada por más de mil personas que dicen huir de la violencia, la pobreza y la falta de oportunidades en Honduras.

Salieron en dos grupos

Los inmigrantes hondureños se concentraron el martes por la noche, antes de la salida, en una central de autobuses interurbanos de San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante del país.

Ese mismo día, un grupo de aproximadamente 200 migrantes se enfiló a Guatemala por el sector de Corinto. Otra caravana más nutrida también partió un día después del mismo lugar, pero prefirió cubrir otra ruta y así ingresar a Guatemala vía Agua Caliente.

Guatemala y Honduras tienen un acuerdo mediante el cual sus ciudadanos pueden cruzar las fronteras de ambos países sin inconvenientes, siempre y cuando accedan al registro aduanero con su documento de identificación.

Honduras registró la salida de otras cuatro caravanas entre octubre de 2018 y abril de 2019.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró que su país será “extremadamente exigente” en cuanto al paso ilegal de menores de edad.

“Hemos dado las instrucciones al director del Instituto Nacional de Migración que por los convenios (regionales) no podemos impedir que entren las personas que vienen plenamente identificadas”, expuso Giammattei.

No habrá salvoconductos en México

Por su parte, el Gobierno de México avisó este miércoles que no entregará salvoconductos para que los miembros de la nueva caravana de migrantes hondureños puedan atravesar el país con destino a Estados Unidos pero sí estudiará las solicitudes de refugio de quienes busquen quedarse en territorio mexicano.

“Simplemente no es México un país de tránsito solamente, no es un país que dé un salvoconducto, es un país que abre las puertas para incluir a las personas que quieran entrar y migrar a nuestro país pero de ninguna manera tenemos visas de tránsito o salvoconductos”, dijo ante la prensa la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

La secretaria, de quien depende el Instituto Nacional de Migración, dijo que la caravana que partió de Honduras con destino a Estados Unidos está formada por unas 600 personas, que serán atendidas si desean regularizar su situación en México.

Fuente: DW

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds