Redacción BLes– La primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, ha hecho un llamado al pueblo norteamericano para contribuir juntos en la sanación de la nación después de afrontar periodos turbulentos a raíz de la crisis ocasionada por el virus del PCCh (Partido Comunista chino) o nuevo coronavirus.

A través de un comunicado de la Casa Blanca, Melania rechazó los incidentes que se presentaron la semana pasada en el Capitolio de Washington con un grupo de personas que según las autoridades, habían sido identificadas como infiltrados del grupo de izquierda Antifa en medio de las marchas pro-Trump que tomaron lugar en el país.

La primera dama condenó la violencia que se extendió en los pasillos de la legislatura de DC afirmando que tal tipo de actos nunca serán aceptables, diciendo sentirse afligida y decepcionada ante los sucesos que interrumpieron la sesión conjunta entre el Senado y la Cámara para certificar los resultados electorales 2020.

“Estoy decepcionada y desanimada por lo que pasó la semana pasada. Me parece vergonzoso que en torno a estos trágicos sucesos haya habido chismes lascivos, ataques personales injustificados y acusaciones falsas y engañosas contra mí, de personas que buscan ser relevantes y tienen una agenda”, indicó Melania en el comunicado.

“Esta vez se trata únicamente de sanar a nuestro país y sus ciudadanos. No debe utilizarse para beneficio personal”, resaltó a continuación la primera dama.

Le recomendamos:

“Como estadounidense, estoy orgullosa de nuestra libertad para expresar nuestros puntos de vista sin persecución. Es uno de los ideales más importantes sobre los que se basa fundamentalmente Estados Unidos. Muchos han hecho el máximo sacrificio para proteger ese derecho. Con eso en mente, me gustaría pedir a los ciudadanos de este país que se tomen un momento, hagan una pausa y miren las cosas desde todas las perspectivas”, agregó.

La primera dama indicó que era algo inspirador ver cómo los estadounidenses se apasionaban por participar de los procesos democráticos del país como lo son las elecciones, sin embargo recordó que no se debía permitir que esa pasión se convierta en violencia.

“Nuestro camino a seguir es unirnos, encontrar nuestros puntos en común y ser las personas amables y fuertes que sé que somos”, dijo Melania, quien apeló al espíritu de determinación y compasión de los ciudadanos con los que se han enfrentado a los desafíos como el virus PCCh.

“Ustedes son las personas que continúan haciendo de los Estados Unidos de América lo que son, y quienes tienen la increíble responsabilidad de preparar a nuestras generaciones futuras para dejar todo mejor de lo que lo encontraron”, agregó.

Melania ofreció un sentido agradecimiento a millones de estadounidenses que han dado su apoyo al presidente Trump y a ella durante los últimos 4 años, sintiendo y haciendo parte del increíble impacto del espíritu estadounidense.

“Lo más importante es que pido sanación, gracia, comprensión y paz para nuestra gran Nación”, concluyó la primera dama, quien recordó que Estados Unidos es una nación bajo el amparo de Dios.

César Munera – BLes.com