Joaquín “El Chapo” Guzmán tuvo un día especial tras la visita este jueves durante su juicio en la corte federal de Brooklyn, de sus dos hijas gemelas, lo que pareció emocionar al narcotraficante mexicano.

De manera efusiva las saludó, les mandó besos e hizo pequeñas palmaditas desde el lugar donde se ubica con sus abogados. También jugó a la distancia con ellas, abriendo y cerrando sus manos.

Mientras testificaban miembros de la policía nacional colombiana sobre incautaciones, Guzmán las miraba constantemente.

"Retrato sobre la reacción de 'El Chapo' (centro) al ver a sus hijas en el juicio."
“Retrato sobre la reacción de ‘El Chapo’ (centro) al ver a sus hijas en el juicio.”

Las gemelas de 7 años iban acompañadas de su madre, Emma Coronel, quien casi cada día ha acudido sola al juicio contra su marido. Las niñas estaban vestidas con pantalones vaqueros y chaquetas blancas.

Desde que el juicio empezó nunca habían entrado en la sala, solo habían acudido antes del juicio algunas veces a las audiencias celebradas en la corte. 

“El Chapo”, uno de los narcotraficantes más conocidos que existen, se ha declarado inocente de supuestamente acumular una fortuna multimillonaria a través del tráfico de toneladas de cocaína y otras drogas desde México a Estados Unidos. 

Esta es la sexta semana de juicio, en el que ya han testificado más de una docena de personas.

Actualmente se encuentra preso bajo máximas normas de seguridad y desde que fue extraditado a Estados Unidos a principios de 2017 no se le ha permitido hablar o reunirse con su esposa.

Con información de AP

Ir a la Portada BLes.com