CARACAS (AP) — Miles de maestros del sector público venezolano se movilizaron el martes en al menos 17 de los 23 estados para exigir al régimen de Nicolás Maduro mejores condiciones laborales, que incluyen desde salarios justos hasta la urgente reparación de los centros educativos, en su mayoría en ruinas.

La jornada de protesta fue pacífica pese a que en algunos poblados se evidenciaron roces entre maestros y simpatizantes del gobierno.

Los maestros iniciaron el martes un paro de 48 horas que se cumplió parcialmente “gracias a la solidaridad de los padres y representantes que hoy no enviaron a sus hijos a las diferentes escuelas del país”, dijo a The Associated Press Griselda Sánchez, coordinadora del Sector Educativo de la Coalición Sindical, que agrupa a unas 27.000 escuelas. “Donde hubo niños fueron bien recibidos”.

Sánchez advirtió que las movilizaciones y paralizaciones se ampliarán hasta lograr que el gobierno ofrezca respuestas a sus demandas.

“Estamos movilizados en defensa de la calidad educativa de nuestros estudiantes, en defensa de que todos podamos tener un salario que nos permita vivir con dignidad”, dijo Sánchez junto a un centenar de maestros concentrados a las puertas del Ministerio de Educación en Caracas. Al menos unas cinco decenas de policías rodeaban a los manifestantes.

Agregó que ni los maestros, ni el personal obrero y administrativo tienen “un salario digno que nos permita alimentarnos, comprar un par de zapatos, ropa, incluso no tenemos para pagar el pasaje para ir a nuestras instituciones”.

Los maestros cantan canciones durante una protesta frente al Ministerio de Educación el primer día de una huelga de dos días, en Caracas, Venezuela, el martes 22 de octubre de 2019.  (AP Foto / Ariana Cubillos)
Los maestros cantan canciones durante una protesta frente al Ministerio de Educación el primer día de una huelga de dos días, en Caracas, Venezuela, el martes 22 de octubre de 2019. (AP Foto / Ariana Cubillos)

Los maestros además rechazaron el monto de un reciente aumento en el salario mínimo mensual anunciado por el gobierno, así como las presiones gubernamentales que incluirían amenazas de despidos para desalentar las protestas. También se quejaron de las condiciones de las escuelas.

El presidente Maduro aprobó la semana pasada un aumento de 375% en el salario mínimo mensual, el tercer incremento en lo que va del año, en un nuevo intento por recuperar el alicaído poder adquisitivo de los venezolanos.

El salario mínimo mensual se ubicó en 150.000 bolívares, unos 7,6 dólares al tipo de cambio oficial, que sumado a un bono de alimentación daría una remuneración mínima legal de unos 15,2 dólares. La propuesta salarial de los maestros oscila entre los 500 y 600 dólares mensuales.

El Fondo Monetario internacional estima que la inflación cerrará el año en 200.000%.

Los bajos salarios en el sector educativo, uno de los más golpeados por la crisis económica, han provocado la renuncia masiva de maestros tanto en el sector público como privado ante la necesidad de tener dos o más empleos que le permitan incrementar sus ingresos.

“Todavía no hemos cobrado ese aumento y ya subieron todo”, indicó la profesora Elsa Castillo. “Ese aumento no es más que una burla a los trabajadores”.

“Esos 100.000 bolívares que incrementó no alcanza ni siquiera para comprar un pollo”, acotó Castillo, quien además exigió a Maduro respeto a los maestros.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.