Desafiando nuevamente la decisión del oficialismo de salir de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela designó este martes Representante Especial ante el bloque regional.

Los parlamentarios consideraron que la decisión del gobierno del presidente Nicolás Maduro – a quien consideran desde el 10 de enero como un “usurpador”- de sacar a Venezuela de la OEA, es “jurídicamente inexistente y no produce efectos jurídicos”.

El parlamento hace referencia al anuncio realizado en abril de 2017, de que Maduro había decidido retirarse de la OEA. Se volvió oficial cuando el representante permanente de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, presentó una carta ante la Secretaría General de la organización ese mismo mes. Este procedimiento dura 24 meses.

El retiro de Venezuela se dio porque “están violando nuestro derecho, nuestra soberanía, nuestra Constitución y el principio sagrado de la OEA”, aseguró Moncada en su momento. Además, aseguró que otra de las razones era la amenaza de EE. UU. contra otros países miembros de la OEA “para que se unieran a la arremetida contra Venezuela”.

El diputado que presentó la propuesta, Francisco Sucre, presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior Soberanía e Integración, precisó que en las leyes venezolanas, la adhesión a estos convenios internacionales tienen jerarquía constitucional y al salirse de ellos se busca dejar sin protección de derechos humanos a los venezolanos.

Durante el debate, el parlamentario Omar González propuso al Presidente del parlamento Juan Guaidó solicitar a la OEA que deje sin efecto la solicitud de salir del sistema interamericano mediante una carta dirigida al secretario general, Luis Almagro.

La diputada Marialbert Barrios recordó que en años anteriores el expresidente Hugo Chávez acudió a la OEA en pro de Honduras y de Cuba. “¿Cómo es que ahora dicen que la OEA no funciona? No vamos a permitir que aíslen a nuestro país del ordenamiento internacional”, señaló.

Parte del acuerdo también incluyó la designación del abogado constitucionalista Gustavo Tarre Briceño, como un “representante especial” ante el organismo regional.

Al comentar el nombramiento en su cuenta de Twitter, el presidente del parlamento explicó que asumen “las competencias que nos dicta la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Según la constitución venezolana, este tipo de nombramientos le corresponden al Poder Ejecutivo, pero la AN ha dicho que por considerar a Maduro como un “usurpador”, le corresponde asumir las “competencias de la encargaduría de una presidencia de la república”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, saludó la decisión de mantener a Venezuela dentro del sistema. Explicó que con Tarre Briceño tiene la misión de “coordinar acciones para el restablecimiento del orden constitucional y democrático”.

Este desconocimiento del segundo mandato presidencial de Maduro, no solo por parte de la oposición venezolana, es la que ha llevado a la OEA, la Unión Europea y países alrededor del mundo reconocer a la Asamblea Nacional como la única institución legítima en el país.

Estas declaraciones son consideradas como “injerencistas” por parte del oficialismo, que hasta el momento de la publicación de esta nota no se ha pronunciado sobre el nombramiento del representante especial de la AN ante la OEA.

A través de Voz de América

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!