Redacción BLes – El presidente estadounidense Donald Trump elogió al pueblo boliviano por forzar la dimisión del líder socialista Evo Morales.

En una declaración publicada por la Casa Blanca, el mandatario estadounidense resaltó que la caída de Morales, tras casi 14 años en el poder, representa “un momento significativo para la democracia en el Hemisferio Occidental”.

Evo Morales renunció luego de tres semanas de intensas protestas donde un vasto sector de la sociedad aseguró que hubo fraude electoral en las últimas elecciones presidenciales. Este hecho fue ratificado por la Organización de Estados Americanos (OEA), quien denunció irregularidades significativas en los comicios del pasados 20 de octubre.

En ese marco, y tras perder el apoyo de la policía y del ejército, Morales renunció el 10 de noviembre.

Trump destacó que el líder socialista intentó “anular la constitución boliviana y la voluntad del pueblo”.

En efecto, desde que asumió en enero de 2006, Evo Morales permaneció en el poder inclusive luego de que la justicia boliviana le prohibiera presentarse a un cuarto mandato, ya que no estaba permitido por la Constitución de Bolivia.

Es por eso que el ex líder sindical lanzó un referendum para cambiar la constitución, pero no fue apoyado por la población.

Sin embargo, igualmente se postuló luego de que el Tribunal Supremo de Justicia declarara inválidos los límites del mandato citando un tratado internacional de 1969.

Durante sus mandatos, Morales nacionalizó las reservas de gas natural de Bolivia, lo que le permitió aplicar subsidios y aumentar el gasto público. Sin embargo, a medida que bajaron los precios del gas, bajaron las exportaciones y por ende los ingresos del gobierno, al tiempo que dejó de bajar la pobreza.

Asimismo, en estos años, organismos internacionales como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional han denunciado el historial de derechos humanos de Morales, destacando que el líder izquierdista creó un “ambiente hostil para los defensores de los derechos humanos”.

Los comicios presidenciales de este año estuvieron marcados por la incertidumbre y la sospecha de fraude. Los primeros resultados mostraron que Morales le ganaba a su rival Carlos Mesa pero con una diferencia menor a 10 puntos, que no le permitía imponerse en la primera vuelta y por ende habría ballotaje. Pero en ese momento, inesperadamente, las autoridades dejaron de actualizar los resultados.

En un escenario incierto, un día después el gobierno de Morales comunicó que los resultados finales indicaron que el oficialismo se había impuesto con una ventaja del 10,12 por ciento. Ahí comenzaron las protestas ciudadanas y las denuncias de fraude, que luego serían certificadas por organismos internacionales, como la OEA.

“Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y a los militares bolivianos por cumplir con su juramento de proteger no sólo a una sola persona, sino a la constitución de Bolivia”, señaló Trump luego de la renuncia de Morales.

“Estos acontecimientos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos de Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán. Estamos ahora un paso más cerca de un hemisferio occidental completamente democrático, próspero y libre”, concluyó el mandatario estadounidense.

Ante la renuncia del vicepresidente del Poder Ejecutivo, y la titular del Senado, la vicepresidente segunda del Senado, Jeanine Añez, miembro del opositor partido Unión Democrática, quedó a cargo del gobierno del país sudamericano de 11 millones de habitantes.

“Si cuento con el apoyo de quienes llevaron a cabo este movimiento por la libertad y la democracia, asumiré el reto, sólo para hacer lo necesario para convocar a elecciones transparentes”, dijo Añez.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa

videoinfo__video2.bles.com||d7da7b8ab__

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.