El presidente Donald Trump reaccionó el martes en su cuenta de Twitter, confirmando la muerte de al menos tres mujeres y seis niños de una comunidad mormona de Estados Unidos radicada en el norte de México desde hace más de un siglo.

Los religiosos estadounidense murieron el lunes tras ser atacados durante una emboscada. Trump ofreció a las autoridades mexicanas combatir unidos a los carteles de la droga, en medio de la creciente violencia que vive el país.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, confirmaron el martes en conferencia de prensa las cifras de fallecidos y dijeron que había además seis menores lesionados.

Agregaron que se estaban investigando las causas del ataque, y que no se descartaba que hayan sido confundidos por grupos criminales que se disputan el control de la región.

“No se saben las causas, si fue una confusión, si fue una agresión directa. Todo es hipotético”, dijo López Obrador a periodistas.

López Obrador afirmó que su gobierno está preparado para trabajar con el Buró Federal de Investigaciones (FBI), siempre que se mantenga la independencia y soberanía de la nación.

La tragedia fue divulgada inicialmente por el activista religioso Julián LeBarón, quien es uno de los líderes del grupo que ha denunciado a grupos criminales que actúan en la zona. LeBarón explicó a medios que el ataque ocurrió en Rancho de la Mora, en el límite de los norteños estados de Sonora y Chihuahua, fronterizos con Estados Unidos.

“Mi prima Rhonita iba por su esposo al aeropuerto en Phoenix (Estados Unidos). Los emboscaron, le dispararon a la camioneta y los quemaron a ella y a sus cuatro niños (…). Fue una masacre”, dijo LeBarón a Radio Fórmula.

El activista, cuyo hermano fue asesinado en el 2010, dijo a Reuters que encontró los cuerpos y a una bebé viva.

El activista aseguró que sus familiares localizaron la camioneta en el lugar del ataque prácticamente del todo calcinada y con los cuerpos de la mujer y los cuatro menores.

La mayoría de las víctimas son ciudadanos estadounidenses.

Los atacantes secuestraron además dos camionetas que eran conducidas cada una por mujeres que llevaban consigo a menores de edad para sumar entre 8 y 9 nueve niños, según el relato de Lebarón.

En declaraciones a la televisora Milenio, LeBarón dijo que localizaron los otros dos vehículos con las mujeres que los conducían muertas por heridas de bala, además de dos menores, un niño y una niña, también fallecidos.

Entre cinco y seis menores más consiguieron llegar caminando a su casa, aunque uno de ellos con herida de bala, mientras que al caer la noche miembros de la comunidad mormona acompañados de policías y militares trataban de localizar a otra menor que habría corrido al bosque para esconderse.

Dijo además que pudo ser un “fuego cruzado o un error, no sabemos cuál es la causa” y agregó que la comunidad había sido blanco recientemente de amenazas.

México ha sido golpeado por una ola de ataques en las últimas semanas. Uno de los incidentes más destacados fue un tiroteo durante varias horas en Culiacán el mes pasado que obligó al gobierno a liberar a uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cartel de Sinaloa.

La reacción del presidente Trump

“Una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos viciosos carteles de la droga, que se disparaban el uno al otro, con el resultado de la muerte de muchos valiosos estadounidenses, incluidos niños pequeños, y algunos desaparecidos”, escribió Trump.

“Si México necesita o solicita ayuda para limpiar estos (…) monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”, agregó

Trump aludió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien dijo: “Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la GUERRA a los carteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo presidente!”.

Confusas las cifras

El fiscal de Chihuahua, César Augusto Peniche, dijo a Milenio que “la información ha sido confusa en cuanto al saldo de víctimas” debido al difícil terreno de la zona donde ocurrieron los hechos y que las autoridades retoman por ahora el recuento realizado por LeBarón.

La zona donde se registró el ataque es una brecha cercana a un área montañosa y boscosa, donde la comunicación también se dificulta, añadió el fiscal.

En redes sociales, usuarios que se identifican como miembros de esta comunidad han compartido imágenes de las víctimas al tiempo que pedían rezar por las mujeres y sus pequeños.

Según medios mexicanos, los mormones han pedido la ayuda de la embajada de Estados Unidos ya que la mayoría de la comunidad tendría la doble nacionalidad, mexicana y estadounidense.

Los Lebarón son parte de una comunidad de mormones acogida por México a finales del siglo XIX tras ser perseguidos en Estados Unidos por sus tradiciones, en especial la poligamia.

Fuente: Voz de América

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa

videoinfo__video2.bles.com||d7da7b8ab__

Categorías: América EE. UU. México

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.