El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el 11 de diciembre, en la Casa Blanca, firmó una Ley de ayuda a víctimas de ISIS, y en ese marco mencionó que quedan muy pocos miembros del grupo terrorista, y que en 30 días ya no quedará ninguno.

“Y tengo que decir que hemos hecho un trabajo muy, muy importante en ISIS.  Quedan muy pocos en esa zona del mundo.  Y dentro de otros 30 días, no quedará ninguno de ellos”, dijo el mandatario, según comunicado de su casa de gobierno.

La Ley ayuda a los grupos religiosos y étnicos víctimas de ISIS, que ha cometido asesinatos en masa y genocidio en Siria e Irak. Se incluyen a los cristianos, yazidis y chiítas.

La disposición es una continuación de los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para proteger a las comunidades perseguidas, incluidas las religiosas.

Asimismo, Brett McGurk, enviado especial de EEUU para la coalición contra ISIS, calcula que el grupo terrorista queda en el 1 por ciento del territorio que dominaba en el 2014, repartidos en diferentes lugares.

“El objetivo militar es la derrota duradera del Estado Islámico. Y si hemos aprendido una cosa a lo largo de los años es que la derrota de un grupo terrorista así significa que no se le puede vencer solo en su espacio físico y luego irse“, agregó McGurk, aludiendo a que una vez finalizada la tarea, seguirán presentes en el área, según Huffington Post.

Estados Unidos encabeza al grupo de 60 países unidos alrededor del objetivo de acabar definitivamente con el grupo terrorista.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com