El presidente Donald Trump dijo el viernes que General Motors Co (GM), el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, debería comenzar a regresar sus operaciones a Estados Unidos.

En medio de la disputa comercial con Beijing, Trump recordó que “grandes plantas” de General Motors fueron llevadas a China antes de que asumiera la presidencia de Estados Unidos.

“General Motors, alguna vez el Gigante de Detroit, ahora es uno de los fabricantes de automóviles más pequeños de allí”, escribió Trump en Twitter.

[Trump llama a la directora de General Motors para que reabra la planta automotriz de Ohio]

“Llevaron grandes plantas a China (…) Eso pese a la ayuda salvadora que les dio EE. UU. ¿Ahora deberían empezar a regresar a Estados Unidos?”, cuestionó.

La agencia Bloomberg News ha reportado que la fuerza laboral por hora de GM de 46.000 trabajadores estadounidenses había quedado atrás de Fiat Chrysler y que ahora era la más pequeña entre las automotrices de Detroit.

En las últimas cuatro décadas, GM ha reducido drásticamente el tamaño de su fuerza laboral general en Estados Unidos, que en 1979 llegaba a casi 620.000 empleados.

La alusión de Trump a GM se produce en medio de las conversaciones laborales del sindicato United Auto Workers con las tres grandes automotrices de Detroit antes de la fecha límite del 14 de septiembre.

[El hijo de Jair Bolsonaro agradece al presidente Trump su apoyo en la crisis de la Amazonía]

El presidente había criticado a GM también por armar vehículos en México y por terminar la producción en plantas en Michigan, Ohio y Maryland.

Le puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Temas: Categorías: América EE. UU.