En medio de un callejón sin salida para alcanzar un acuerdo para construir un muro en la frontera con México, el presidente estadounidense Donald Trump afirmó el jueves que podría declarar un estado de emergencia nacional.

Debido a la crisis que enfrenta actualmente, decidió cancelar su asistencia al Foro Económico de Davos en Suiza.

Luego de que las últimas negociaciones sobre el tema con los demócratas fracasaran estrepitosamente, el presidente Trump hizo la advertencia mientras se dirigía a la zona fronteriza.

El cierre parcial del gobierno llegó al día número 20 y cientos de miles de empleados federales están de licencia o trabajando sin paga, aunque una vez que se reabra el gobierno recibirán su remuneración.

Trump debía viajar este 21 de enero al foro de Davos, sin embargo la crisis obligó a que este jueves, el mandatario cancelara su asistencia al evento anual. Señaló que “la intransigencia” de los demócratas le obligó a anunciar su ausencia.

Debido a la intransigencia de los Demócratas sobre la Seguridad Fronteriza y la gran importancia para la Protección para nuestra Nación, estoy cancelando respetuosamente mi muy importante viaje a Davos, Suiza, para el Foro Económico Mundial. Mis más sinceros saludos y disculpas al @WEF!
“Debido a la intransigencia de los Demócratas sobre la Seguridad Fronteriza y la gran importancia para la Protección para nuestra Nación, estoy cancelando respetuosamente mi muy importante viaje a Davos, Suiza, para el Foro Económico Mundial. Mis más sinceros saludos y disculpas al @WEF!”, tuiteó el presidente estadounidense Donald Trump el 10 de enero de 2019.

A través de Twitter, indicó que enviaba a los organizadores del foro su “más cálido aprecio y disculpas” por haber cancelado su participación.

Cuando se le preguntó a Trump horas antes sobre si declarará el estado de emergencia, el presidente respondió: “Por ahora no estoy listo para hacer eso pero si tengo que hacerlo lo haré”.

Aseguró que ello le daría autoridad para ordenarle a las fuerzas armadas que construyan el muro. “Así que, o tendremos una victoria y llegaremos a una transacción — porque yo creo que una transacción es una victoria para todos — o declararé la emergencia nacional”, expresó.

Trump dijo que no permitirá la reapertura del gobierno a menos que los demócratas faciliten el dinero para la construcción del muro.

Le podría interesar: ¿Trump podría declarar una emergencia nacional? 4 cosas que necesita saber

Los demócratas favorecen medidas para fortalecer la frontera pero consideran tal muralla como un método ineficaz e innecesario. Trump le ha solicitado al Congreso 5.700 millones de dólares para construir la barrera.

En su viaje a McAllen, Texas, el mandatario visitará una comisaría de la patrulla de fronteras para participar en una mesa redonda sobre inmigración y seguridad fronteriza, y asistirá a una reunión informativa sobre seguridad en la zona.

El jueves en la mañana, Trump volvió a defender sus argumentos de que México pagará por el muro. “Yo nunca dije que ellos iban a firmar un cheque”, afirmó el mandatario agregando que los mexicanos pagarán indirectamente “con creces”.

Los fallidos diálogos generaron especulaciones sobre si Trump declararía una emergencia nacional e intentaría autorizar el muro por su cuenta si el Congreso no aprueba la partida económica que reclama.

Le podría interesar: Trump sobre reunión con demócratas por el muro: “Una pérdida total de tiempo

“Creo que podríamos llegar a un acuerdo, y si no, yo podría ir por ese camino”, señaló. 

De este modo, un resultado está claro: el cierre parcial del gobierno entró en un nuevo territorio sin un desenlace a la vista.

Este jueves el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, acusó a los demócratas de estar sufriendo “una asombrosa alergia política” a construir un muro en la frontera con México.

McConnell afirmó en el Senado que los demócratas apoyaron construcciones fronterizas bajo la presidencia de Barack Obama, pero que se oponen a una ahora y deberían “buscar tratamiento para su asombrosa alergia política a la seguridad fronteriza”.

Los demócratas apoyaron en el 2013 una partida de 46.000 millones de dólares para la construcción de algunas barreras fronterizas con la condición que se crearía un sistema para regularizar el estatus de millones de personas que estaban ilegalmente en el país. Sin embargo, el acuerdo eventualmente fracasó.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Video Destacados