El presidente Donald Trump anunció el domingo que ampliará el plazo que dio a Beijing antes de aumentar los aranceles estadounidenses a las importaciones chinas, citando “avances sustanciales” en las negociaciones comerciales realizadas el fin de semana entre los dos gobiernos.

Trump tuiteó que las dos naciones tuvieron “negociaciones productivas” en algunos de los temas complicados que dividen a Washington y Beijing, antes de agregar: “Demoraré el aumento arancelario por parte de Estados Unidos ahora programado para el 1 de marzo”.

Le puede interesar: China suspende el aumento de aranceles a los autos importados de EE. UU.

Me complace informar que los EE.UU. han hecho progresos sustanciales en nuestras conversaciones comerciales con China sobre importantes cuestiones estructurales, incluyendo la protección de la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología, la agricultura, los servicios, la moneda y muchas otras cuestiones. Como resultado de estos mismos.........
Me complace informar que los EE.UU. han hecho progresos sustanciales en nuestras conversaciones comerciales con China sobre importantes cuestiones estructurales, incluyendo la protección de la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología, la agricultura, los servicios, la moneda y muchas otras cuestiones. Como resultado de estos mismos………

Trump dijo que, si las negociaciones siguen progresando, se reunirá con su homólogo chino, Xi Jinping, en su complejo vacacional de Florida a fin de concretar un acuerdo.

.....conversaciones productivas, retrasaré el aumento de los aranceles de EE.UU. programado para el 1 de marzo. Suponiendo que ambas partes hagan progresos adicionales, estaremos planeando una Cumbre para que el Presidente Xi y yo, concluyamos un acuerdo en Mar-a-Lago. Un muy buen fin de semana para EE.UU. y China!
…..conversaciones productivas, retrasaré el aumento de los aranceles de EE.UU. programado para el 1 de marzo. Suponiendo que ambas partes hagan progresos adicionales, estaremos planeando una Cumbre para que el Presidente Xi y yo, concluyamos un acuerdo en Mar-a-Lago. Un muy buen fin de semana para EE.UU. y China!

Los negociadores estadounidenses y chinos se reunieron durante el fin de semana para tratar de resolver una disputa comercial que ha sacudido a los mercados financieros.

Trump había advertido que aumentaría los aranceles que impuso sobre 200.000 millones de dólares de importaciones chinas del actual 10% a un 25% si no se llegaba a un acuerdo. Estaba previsto que el incremento entrase en vigor a las 00:01 horas (hora del Este de Estados Unidos) del 2 marzo.

Hablando con gobernadores que asistieron a un baile anual en la Casa Blanca el domingo, Trump dijo que lo estaba haciendo “muy bien” con China.

“Si todo funciona vamos a tener una gran noticia durante la próxima semana o la siguiente”, señaló agregando que “todavía quedan algunas cosas por hacer”.

Las bolsas asiáticas reaccionaron de forma positiva al anuncio del mandatario estadounidense, pero las ganancias fueron modestas. Los precios de las acciones ya habían subido en las últimas semanas ante la perspectiva de que Trump pudiese demorar el aumento de los aranceles.

El Composite Index de Shanghái subió un 2,4% mientras que el índice de referencia en Tokio, el Nikkei 225, registró un alza del 0,7%.

Las dos economías más grandes del mundo se han visto enfrascadas en un conflicto por las acusaciones de Washington de que Beijing roba tecnología extranjera y obliga a las compañías a entregar sus secretos comerciales como parte de un intento enérgico para desafiar el dominio tecnológico de Estados Unidos.

Los dos países han impuesto gravámenes a los productos que importan del otro, valorados en cientos de miles de millones de dólares. El conflicto inquietó a los inversionistas y enturbió el panorama de la economía global, poniendo presión sobre Trump y Xi para llegar a un acuerdo.

Según los negociadores chinos, en las conversaciones se realizaron avances en transferencia de tecnología, protección de los derechos de propiedad intelectual y barreras no arancelarias, dijo la agencia de noticias oficial Xinhua, agregando que “sigue habiendo algunas diferencias que necesitarán más tiempo para ser resueltas”.

“Trump quiere claramente un acuerdo y también los chinos, lo que ciertamente aumenta la probabilidad de que las dos partes alcancen algún tipo de acuerdo negociado, aunque sea uno parcial, en las próximas semanas”, apuntó Eswar Prasad, economista de la Cornell University y exdirector de la división de China en el Fondo Monetario Internacional.

Trump dijo en Twitter que ambas partes habían avanzado en temas que incluyen la protección de los secretos comerciales, la entrega forzada de tecnología y las ventas agrícolas de Estados Unidos a China. El gobierno estadounidense no proporcionó de momento más información al respecto.

Grupos empresariales y legisladores del Congreso de Estados Unidos quieren un acuerdo amplio que obligue a China a cambiar su comportamiento y que se pueda hacer cumplir. Washington acusó a Beijing de no haber implementado compromisos anteriores para reformar sus políticas económicas.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Temas: Categorías: América EE. UU.