El senador republicano Mitt Romney se unió a la campaña del presidente estadounidense Donald Trump, que busca proteger la salud de los jóvenes de los efectos perjudiciales causados por el consumo de los cigarrillos electrónicos.

El presidente celebró una reunión de trabajo en la Casa Blanca el 21 de noviembre sobre el tema, y las posibles regulaciones que se harían necesarias para controlar el impacto negativo que se está causando en la salud pública.

“Tenemos casi 6 millones de niños adictos a la nicotina. Y se están volviendo adictos a la nicotina por los sabores. Sesenta y seis por ciento de los niños adictos a estos productos están diciendo que ni siquiera sabían que contenía nicotina”, contextualizó el senador Romney.

También rechazó las cifras presentadas por Tony Abboud, director ejecutivo del grupo comercial Vapor Technology Association, quien dijo que se perderían 151.000 empleos con la prohibición.

Romney ubicó en 40.000 el número de empleados de las tiendas que venden muchos otros productos además de los cigarrillos electrónicos, y que no cerrarían si dejaran de venderlos.

Asimismo, el senador recalcó que entre niños y tiendas la elección era obvia, los niños tenían preferencia.

El presidente Trump plantea desde septiembre la prohibición federal de los cigarrillos electrónicos con sabores, pero le preocupa que pueda estimular el contrabando.

“¿No va a ser…? ¿No se va a vender, ya sabes, ilegalmente, o alguien va a abrir una tienda en China y los va a enviar con sabores y no sabes qué estándares estás obteniendo? ¿No es eso un problema?”, preguntó el presidente Trump, según el reporte de la Casa Blanca.

Al recibir como respuesta la confirmación de que ya existía el contrabando con estos dispositivos de “vapeo”, cuestionó si no sería esa la causa real del problema.

Participaron del encuentro representantes de la industria, expertos en salud pública y activistas que se oponen al “vapeo”.

De su lado, Meredith Berkman, cofundadora de Parents Against Vaping E-Cigarettes [Padres en contra de los cigarrillos electrónicos] compartió la preocupación de los padres de familia.

“Esta es una adicción severa. Se trata de enormes cantidades de nicotina, mucho más que en los cigarrillos comunes. Y los padres están aterrorizados”, dijo Berkman.

Por su parte la consejera del presidente, Kellyanne Conway, aludió al contexto de la reunión.

“Sr. presidente, muchas gracias por no rehuir y mirar hacia otro lado ante una crisis emergente de salud pública y por el valor de invitar a personas de ambos lados de la cuestión en la Sala de Gabinete para que se reúnan con nosotros”.

Entre otros especialistas asistieron Gary Reedy, director ejecutivo de la Sociedad Americana del Cáncer y de la Sociedad Americana del Cáncer [Cancer Action Network]; Joe Grogan, director del Consejo de Política Interior, y Scott Eley, presidente de la Asociación Americana de Normas de Fabricación de Líquidos Electrónicos, entre otros, quienes expresaron su apoyo a las acciones del presidente.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__

Ad will display in 09 seconds