WASHINGTON (AP) — El Senado de Estados Unidos confirmó el martes a Mark Esper, un veterano del ejército y excabildero de la industria militar, como secretario de Defensa. La confirmación de Esper puso fin a un período de siete meses en el que el Pentágono tuvo solo jefes interinos, el más largo de su historia sin un jefe permanente.

Esper ganó la confirmación del Senado con 90 votos a favor y 8 en contra. Tenía programado prestar juramento oficial al final del martes.

La turbulencia en la cima del Pentágono comenzó cuando el primer secretario de Defensa de Trump, Jim Mattis, renunció la Nochevieja pasada después de una serie de disputas políticas con el presidente. Mattis ofreció quedarse otros dos meses para tener un sucesor en el lugar, pero Trump se negó.

Incluso con Esper al mando, el problema de la inestabilidad de liderazgo en el Pentágono no está resuelto completamente. Todavía no hay un subsecretario de Defensa confirmado por el Senado, aunque el martes David Norquist fue nominado para el cargo y el miércoles tendrá una audiencia de confirmación.

Las vacantes en los altos cargos volvieron a aumentar la semana pasada con la partida de David Trachtenberg, el segundo funcionario en importancia del Pentágono para política civil.

El segundo en la jerarquía militar, el general Paul Selva, se retirará el viernes como vicepresidente del Estado Mayor Conjunto y no hay fecha para la audiencia de confirmación del sucesor nominado por Trump, el general John Hyten, exjefe de las fuerzas nucleares de Estados Unidos, como jefe del Comando Estratégico de la nación.

Una oficial militar acusó a Hyten de abuso sexual. La investigación no halló pruebas suficientes para acusar formalmente a Hyten, pero algunos legisladores han puesto en duda ese proceso. No está claro si se tratará la postulación de Hyten ni cuándo.

Durante su audiencia de confirmación, el 16 de julio, Esper dijo que una de sus prioridades sería resolver el problema de las vacantes en la cúpula. “Necesito personal para los puestos más altos del Pentágono lo antes posible”, aseguró.

Esper era secretario del Ejército cuando Mattis renunció en diciembre. El 1 de enero, el subsecretario Patrick Shanahan asumió como secretario interino, pero al cabo de seis meses, el exdirectivo de Boeing renunció abruptamente.

Esper pasó a ocupar el puesto interinamente, pero debió hacerse a un lado la semana pasada cuando fue postulado, hasta que votara el Senado. De tal manera, el secretario de Marina, Richard V. Spencer, ocupó el puesto interinamente durante la semana pasada.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: América EE. UU.