Jesús Santrich salió de La Picota en una silla de ruedas, rodeado por agentes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), de la Fiscalía y de la Policía, en cumplimiento a una orden de “libertad inmediata” librada hace dos días por la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Sin embargo, nada más traspasar la puerta principal de la cárcel, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía leyeron a Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, una nueva orden de detención y lo devolvieron a La Picota. Minutos después, un helicóptero de la Policía colombiana aterrizó en el patio principal de la cárcel y Santrich fue cargado en la silla de ruedas a la aeronave que despegó rumbo al búnker de la Fiscalía General en la capital colombiana.

La Fiscalía emitió un comunicado en el que señala que “como consecuencia de la garantía de no extradición que le fue concedida” el miércoles 15 de mayo por la JEP, acató la orden de dejarlo en libertad, pero “nuevas evidencias” justificaron su recaptura.

Santrich fue detenido en Bogotá el 9 de abril de 2018 bajo la acusación del delito de narcotráfico después de la firma del acuerdo de paz, del 24 de noviembre de 2016, con lo cual, en caso de comprobarse su responsabilidad, quedaría sometido a la justicia ordinaria y no a la JEP.

Para los líderes del partido político FARC la recaptura de Jesús Santrich se convierte en un ataque al proceso de paz firmado con el Gobierno colombiano en noviembre de 2016.

Entre tanto, la parlamentaria Sandra Ramírez, también del partido FARC, afirmó en esa misma red social que la recaptura “es un nuevo ataque contra el acuerdo de paz” y denunció que se desacata la orden de la JEP.

FUENTE: DW.

Ir a la portada de BLes.  

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí

Categorías: América Colombia

Video Destacados