Andrés Manuel López Obrador, el nuevo presidente de México, ordenó el cierre de algunos oleoductos a fin de detectar y detener a los ladrones de combustible que, según él, han establecido una red de distribución ilegal en el país.

Esta medida ha provocado escasez en las estaciones de servicio en varios estados del centro del país, llevando a que los automovilistas realicen largas filas para poder llenar sus tanques.

El combate del robo de combustible, por una cifra aproximada de 3.000 millones de dólares al año de oleoductos y depósitos del gobierno, representa la primera gran batalla nacional para López Obrador, quien asumió el cargo el 1 de diciembre.

Algunas pandillas de hecho edificaron bodegas sobre los terrenos de los oleoductos para perforar grifos ilegales en ellos, señaló López Obrador este lunes.

El cierre de las tuberías y el cambio temporal a una mayor distribución por medio de camiones cisterna ha generado una escasez de gasolina en varios estados.

“Vamos a ver quién se cansa primero: los que roban el combustible o nosotros”, aseguró López Obrador, a pesar de los costos políticos de la escasez.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Categorías: América México

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.