Redacción BLes – Las exportaciones de soja, sorgo y carne de cerdo estadounidense a China se han estancado, según datos publicados por el gobierno de Estados Unidos el jueves [08.07.19].

El ministerio de Comercio del régimen comunista de China anunció esta semana que las compras de productos estadounidenses por parte de empresas chinas habían sido “suspendidas”, informó Reuters. 

En estos momentos los productores estadounidenses están únicamente enviando pedidos que ya se habían realizado con anterioridad: unas cuatro toneladas de soja y 103.500 toneladas de cerdo. 

[El régimen chino desafía las sanciones de EE. UU. y continúa importando petróleo iraní]

China compró 60.000 toneladas de trigo, 50.000 toneladas de sorgo y 1.350 toneladas de carne de cerdo en la semana que terminó el 1 de agosto, según mostraron datos semanales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recogidos por Reuters.

Los datos también confirmaron una nueva compra de alrededor de 71.200 toneladas de soja, una cantidad mínima que se acordó durante la breve negociación llevada a cabo en Shanghái por altos funcionarios de ambos países. 

[El régimen chino contraataca y devalúa artificialmente el yuan a un mínimo histórico]

Este movimiento evidencia una vez más el férreo control que el régimen de Pekín ejerce sobre cada movimiento de las empresas chinas y pone de manifiesto la falta de libertad comercial en el gigante asiático. 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció la semana pasada que impondrá un 10% en aranceles a los 300.000 millones de productos chinos que quedaban por gravar a partir del 1 de septiembre. 

En respuesta a esto y de nuevo evidenciando que el Partido Comunista Chino (PCCh) no respeta las reglas del juego monetario internacional, el Banco de China anunció un bajada histórica y artificial del valor de su moneda, el Yuan, para tratar de amortiguar el impacto de estos nuevos aranceles. 

En este contexto de tensión, el presidente de EE. UU. Donald Trump ya se dirigió el martes a los agricultores estadounidenses asegurándoles que las medidas agresivas que estaba tomando China en contra de la agricultura de su país “no podrían afectarlos” y que si es necesario les brindará su apoyo en 2020.

China no respeta las reglas del juego

Expertos explican que desde que China se unió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001, el Partido Comunista Chino (PCCh) no ha respetado las reglas del juego.

Pekín ha estado sistemáticamente utilizando el mercado internacional, bajo la complaciente mirada de administraciones estadounidenses anteriores y de la Unión Europea, para crear un crecimiento exponencial de su economía hasta convertirse en la segunda potencia mundial, explica el experto Michael Pillsbury en su libro Una maratón de 100 años

En este momento de las relaciones bilaterales entre las dos potencias mundiales, la administración Trump considera que Beijing ha roto sus dos últimas promesas.

Ambas se formularon durante la reunión que mantuvieron Donald Trump y Xi Jinping, líder del PCCh, durante el G20 en Argentina en diciembre. 

El líder chino se comprometió en esa reunión a “comprar una cantidad (…) muy sustancial, de productos agrícolas, energéticos, industriales y de otro tipo de los Estados Unidos para reducir el desequilibrio comercial” entre ambos países, anunció un comunicado de la Casa Blanca.

El comunicado también anunció que Pekín se comprometía a controlar y reducir la cantidad de Fentanilo, una destructiva droga que está causando una grave crisis sanitaria, que entra masivamente en Estados Unidos desde China. 

Ambas promesas, no se han cumplido. Expertos citados por el South China Morning Post dijeron que dada la falta de transparencia de la economía china y el largo historial de Pekín de no cumplir sus promesas, vigilar el cumplimiento de los compromisos puede ser ‘doloroso’.

“En muchas áreas, la aplicación será extremadamente difícil, si no imposible”, dijo Stephen Olson, un ex negociador comercial de Estados Unidos que ahora es miembro de la Fundación Hinrich.

Por esta razón sugieren cambiar el tradicional sistema de arbitraje comercial de la OMC, cuyos procedimientos son largos y han probado servir al régimen chino para esquivar las consecuencias de sus incumplimientos durante años, por un sistema mucho más rápido y ágil, el ‘snapback’.

Este sistema unilateral de verificación permitiría revisar periódicamente si China mantiene su lado de cualquier acuerdo.

Con este mecanismo automático, los aranceles podrían congelarse o eliminarse, pero si China no cumple con los términos de su acuerdo, Estados Unidos los volvería a colocar en su lugar inmediatamente.

“Siete pecados mortales de China”

Son muchas las razones que la administración Trump asegura tener para imponer aranceles al régimen chino. 

Según Peter Navarro, asesor de la Casa Blanca, en una entrevista con el periodista Chris Wallace en Fox News Sunday el domingo, el régimen comunista chino es culpable de ‘7 pecados mortales’: 

  1. Roban la propiedad intelectual 
  2. Fuerzan la trasferencia de tecnología 
  3. Hackean ordenadores para robar secretos de estado
  4. Compiten deslealmente en los mercados obligando al cierre de empresas norteamericanas 
  5. Conceden enormes subsidios a sus empresas, algo prohibido por la OMC y conocido como ‘dumping’
  6. Exportan fentanilo, una potente droga ilegal que ha creado una epidemia de muerte y adicción en Estados Unidos 
  7. Manipulan de manera artificial su moneda

Sin embargo, todas estas estrategias que el régimen chino lleva utilizando desde hace 30 años podrían tener también un efecto perverso en su propia economía, advierten los expertos. 

“Una moneda más débil podría provocar que los chinos ricos saquen su dinero del país, ya que nadie quiere mantener inversiones en una moneda que está perdiendo valor. Podría disminuir el poder adquisitivo de los consumidores chinos en un momento en que Beijing necesita que sigan comprando para impulsar el crecimiento económico”, explicó el New York Times.

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.