El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, viajará esta semana a cuatro países de Latinoamérica, donde presionará para reducir la inmigración irregular y combatir el terrorismo respaldado por Irán, informó el martes el gobierno estadounidense.

Pompeo, que estará de viaje del 19 al 21 de julio, buscará “fortalecer las alianzas en el Hemisferio Occidental sobre desafíos regionales y globales”, así como “reforzar el apoyo al pueblo de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su lucha por la democracia y libertad”, aseguró el Departamento de Estado en un comunicado.

En Buenos Aires se reunirá con el presidente, Mauricio Macri; en Guayaquil, con el mandatario Lenin Moreno; en Ciudad de México, con el canciller Marcelo Ebrard; y en San Salvador, lo hará con el nuevo presidente, Nayib Bukele.

Argentina

Pompeo comenzará su gira el viernes en Argentina, donde se encontrará con el presidente Mauricio Macri, aliado de Washington y embarcado actualmente en una dura campaña por su reelección en octubre, y también asistirá a la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo.

La cita conmemorará el 25 aniversario del atentado a la mutual judía AMIA ocurrido en Buenos Aires en julio de 1994 con saldo de 85 muertos y 300 heridos. Argentina sospecha que el ataque fue llevado a cabo por el movimiento chiíta libanés Hezbolá, patrocinado por Irán, enemigo declarado de la administración Trump.

Ecuador

Pompeo irá el sábado a Ecuador, donde se reunirá con el presidente Lenin Moreno en el puerto de Guayaquil. Ecuador acordó en abril retirar el asilo diplomático del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, luego de haberlo recibido durante casi siete años en su embajada en Londres, donde evitaba ser extraditado a Estados Unidos.

La justicia de Estados Unidos ha presentado 18 cargos contra Assange, la mayoría referidos a la obtención y difusión de información clasificada por WikiLeaks, que en 2010 publicó cientos de miles de documentos militares y diplomáticos.

México

El domingo, Pompeo se reunirá con su par mexicano Marcelo Ebrard, luego de que la administración Trump pusiera en vigor este martes una normativa que restringe la posibilidad de que los migrantes puedan solicitar asilo en Estados Unidos si llegan desde México, una medida rechazada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El Salvador

El secretario de Estado visitará el mismo domingo al flamante presidente salvadoreño, Nayib Bukele, uno de los tres países centroamericanos –junto con Guatemala y Honduras– de donde procede la mayoría de los cientos de miles de migrantes que han llegado a la frontera sur estadounidense en los últimos meses.

Antes y después del periplo por Latinoamérica, Pompeo hará dos paradas en suelo estadounidense. El jueves visitará Puerto Rico para reunirse con los empleados del Departamento de Estado involucrados en la recuperación del huracán María. Y el próximo lunes, Pompeo, un graduado de West Point, dará un discurso en Orlando, Florida, ante la organización de veteranos de guerra Veterans of Foreign Wars.

Inmigración

El viaje del jefe de la diplomacia estadounidense se produce en un momento de especiales tensiones acerca del flujo migratorio procedente de Centroamérica. El Gobierno del presidente de EE. UU., Donald Trump, anunció este lunes que impedirá otorgar el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un “tercer país seguro”.

La legislación nacional permite a los solicitantes de asilo hacerlo al llegar a la frontera sin tener en cuenta su ruta, pero cuenta con una excepción para aquellos que lo hacen a través de un tercer país considerado “seguro”. En la actualidad, sin embargo, el Gobierno solo cuenta con un acuerdo específico al respecto en el que reconoce como “tercer país seguro” a Canadá.

Precisamente estaba previsto que el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, se reuniese con Trump en la Casa Blanca este lunes (15.07.2019), entre rumores acerca de la posibilidad de que firmase un acuerdo de este tipo con Guatemala, cita que finalmente fue “reprogramada”.

Trump, quien llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 con la promesa de una política de mano dura en materia migratoria, ha declarado una emergencia nacional por la “crisis humanitaria” que se vive en la frontera con México y ha acusado a los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) de no hacer lo suficiente para frenar el flujo migratorio.

Hace unas semanas, alcanzó un acuerdo con el Gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que reforzara su frontera con Guatemala y acogiera a solicitantes de asilo en EE. UU. en proceso de espera.

Fuente: DW

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: América EE. UU.