Redacción BLes – Abby Johnson tenía una prometedora carrera profesional en Planned Parenthood, el proveedor de abortos más grande del mundo. 

Durante sus ocho años en Planned Parenthood, Abby rápidamente ascendió en las filas de la organización y se convirtió en directora de una clínica.

Sin embargo, Abby se sentía cada vez más perturbada por lo que presenció. El aborto era un producto que Planned Parenthood vendía, no una desafortunada necesidad que luchaban por disminuir.

El 26 de septiembre de 2009, cuando se le pidió a Abby que ayudara con un aborto guiado por ultrasonido, observó con horror como un bebé de 13 semanas luchó por, y finalmente perdió, su vida a manos del abortista.

Ese fue un punto de inflexión en su vida. 

Se dio cuenta de lo que realmente era el aborto y a qué había dedicado su vida. Buscó ayuda en una asociación provida local y emprendió una determinada lucha para defender la vida en el útero y exponer el aborto por lo que realmente es: un asesinato. 

Cuotas y objetivos 

“El aborto es la parte más lucrativa de las operaciones de Planned Parenthood”, explica Abby en entrevista al medio WND. 

“Definitivamente hay objetivos de clientes”, dijo la ex directora de la clínica Abby Johnson. “Teníamos una meta cada mes para los clientes del aborto y para los clientes de planificación familiar”, prosiguió. 

Abby asegura que la multinacional del aborto está constantemente probando estrategias para aumentar la cantidad de abortos y así incrementar los ingresos. 

Entrenamiento para ‘convencer’ a mujeres cristianas

Abby explicó en otra entrevista en el Show de Van Maren como en Planned Parenthood recibían entrenamiento para superar las objeciones de las mujeres cristianas, “en particular a los argumentos religiosos porque sabemos que la mayoría de las mujeres que ingresan a las clínicas de aborto se identifican como cristianas como abortos”. 

Una película narrando su experiencia y que se dio a conocer en la Marcha de la Vida de enero de 2019, se estrenará el próximo 29 de marzo en cines. 

El nuevo film ha sido dirigido por Chuck Konzelman y Cary Solomon, quienes también estuvieron detrás de la exitosa película “God’s Not Dead”.

Este es el trailer. 

 

Ir a la portada de BLes.