El presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, le pidió la renuncia a la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo.

Lo anterior, tras la revelación de Reportajes Bío Bío, que la apuntó por ofrecer terrenos a cambio de militancia en el partido Nueva Clase Media para que pueda inscribirse y tener representación en la región de Antofagasta.

En concreto, se trata de una colectividad cuyo presidente es Eduardo Salas, marido de la segunda autoridad de la cartera.

Frente al anuncio de La Moneda, casi simultáneamente se supo que la aludida comunicó su renuncia al cargo, aunque mediante una declaración pública cedió la responsabilidad a asesores del ministerio que “habrían realizado actos contrarios a las normas y políticas ministeriales”.

Por esa razón, antes de su salida anunció la inmediata desvinculación de su jefe de gabinete, Mario González, y del funcionario Oscar Marín.

Asimismo, instruyó el inmediato sumario administrativo para ambas personas y anunció toda la colaboración a Fiscalía para que investigue a fondo esta situación.

Terrenos a cambio de militancia

Alejandra Bravo, la segunda a cargo de la cartera, exmilitante de la DC y el PRI, la única sin representación política importante en el gabinete, fue denunciada por la diputada radical Marcela Hernando bajo el delito de cohecho ante el Fiscal Nacional, Jorge Abbott.

El oficio que envió al Ministerio Público establece que en la región de Antofagasta se estarían ofreciendo terrenos a un grupo de pobladores a cambio de que firmen la ficha de militancia en el partido Nueva Clase Media para que pueda inscribirse y tener representación en esa zona nortina. Se trata de una colectividad cuyo presidente es Eduardo Salas, marido de la secretaria de Estado.

La presentación ante la fiscalía contiene audios que revelan la asistencia de su jefe de gabinete a Calama, donde pide a los posibles beneficiados mantener reserva de la reunión. Acto seguido, se escucha cómo una dirigenta comunal, que también sería parte de la tienda, pide a los presentes que adhieran porque la subsecretaria “se va tirar a diputada pero pa’l nuevo partido (…) Ella nos pide la firma y nos va a apoyar”.

A esto se suman las facturas que el actual ministro Julio Isamit pagó después de ser tres veces demandado y que nunca le contó al gobierno. Las grabaciones y los documentos los publica la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

El pasado 29 de octubre -a través de un oficio enviado al fiscal nacional Jorge Abbott- la diputada Marcela Hernando (PRSD) pidió investigar por el delito de cohecho a la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo. Básicamente, porque se entregarían terrenos en la región de Antofagasta, a cambio que los futuros beneficiados adhirieran en al partido en formación Nueva Clase Media (NCM).

Se trata, precisamente de la colectividad que busca inscribirse en esa zona del país y cuyo presidente es Eduardo Salas, marido de Bravo, ex militante DC y ex PRI, al igual que su esposa. En síntesis, todo en familia.

La información fue confirmada a la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío por la propia parlamentaria, quien aseguró que entregará también de manera personal al titular del Ministerio Público los antecedentes con que cuenta.

Fuente: BioBiochile.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Categorías: América Chile

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.