Para evitar ser descubiertos por el gobierno estadounidense, los buques petroleros que fueron sancionados en abril con el objetivo de limitar el envío de crudo de Venezuela a Cuba cambiaron sus nombres e incluso desactivaron sus radares.

Según informó Bloomberg, los buques Ocean Elegance y S-Trotter, dos de los 34 sancionados por EE. UU. en abril, cambiaron sus nombres a Océano y Tropic Sea. La embarcación petrolera Nedas, responsable del envío de dos millones de barriles de petróleo a Cuba solo en este año, hizo una entrega de crudo en Cuba que no fue detectada ya que apagó su sistema de rastreo satelital. Después de esto, cambió su nombre a Esperanza.

[CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA APP DE BLES]

Las sanciones a los barcos petroleros buscan cortar la entrada de capital cubano a Venezuela. “El petróleo es la línea vital del régimen corrupto”, dijo el vicepresidente Mike Pence cuando anunció la medida en Texas a principios de año.

Después de las sanciones petroleras a PDVSA anunciadas en febrero de este año, Venezuela ha tenido que buscar mercados alternativos, ya que Estados Unidos era el primer comprador de crudo.

“Cuba ha sido una fuerza subyacente que alimenta el descenso de Venezuela a la crisis. El Tesoro está tomando medidas contra los buques y las entidades que transportan petróleo, proporcionando un salvavidas para mantener a flote el régimen ilegítimo de Maduro”, según dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin a la Voz de América .

La semana pasada, EE.UU. sancionó a Cubametales, la petrolera estatal cubana, por su continua importación de petróleo venezolano. Ya que, de acuerdo con el Tesoro, Cuba provee a la nación sudamericana de “apoyo”, incluyendo “asistencia en defensa, inteligencia y seguridad”, al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

A través de Voz de América

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoPlayerId=8af324729

Video Destacados