El presidente de Perú, Martín Vizcarra, autorizó este domingo (04.08.2019) la intervención militar en un terminal portuario de la región Arequipa, al sur del Perú, donde desde hace más de 20 días se desarrolla un paro indefinido, en rechazo al proyecto minero Tía María, de la empresa Southern, del Grupo México.

Mediante una resolución suprema publicada en el diario oficial El Peruano, y firmada por el mandatario, así como por los ministros de Defensa y del Interior, se detalla que esta intervención se realizará para mantener “el orden interno en el Terminal Portuario de Matarani”, ubicado en la provincia arequipeña de Islay.

Asimismo, la resolución precisa que esta presencia militar culminará a los 30 días calendario, y que se llevará a cabo como “apoyo a la Policía Nacional del Perú, sin que releve la activa participación de esta”.

[Martín Vizcarra entrega al Congreso un proyecto para adelantar elecciones en Perú]

“El control del orden interno permanece en todo momento a cargo de la Policía Nacional del Perú”, agrega el texto, que se publica un día antes del inicio de un nuevo paro indefinido, anunciado para este lunes por un sector obrero de la población.

Este nuevo paro se suma a las protestas de los agricultores del Valle del Tambo, quienes consideran que se afectarían con el proyecto de extracción de cobre.

Según precisa el anuncio del Gobierno, con esta medida se busca “contribuir a garantizar los derechos a la libertad y seguridad personales, al libre tránsito por las vías y carreteras y el derecho a la paz”, sin que se afecten por ello “los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Política de Perú, leyes y Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos”.

[EL TIRADOR DE OHIO MATÓ A SU PROPIA HERMANA Y A SU NOVIO]

El proyecto Tía María, que requerirá de una inversión de 1.400 millones de dólares para una mina a cielo abierto, prevé producir anualmente 120.000 toneladas de cobre cuando esté en operación. Además, se calcula que generará 1.500 millones de dólares en canon, así como regalías, en los 20 años que tiene previsto estar operativa.

No obstante, las autoridades regionales y los agricultores consideran que la mina dañará el ecosistema, los recursos hídricos y sus cultivos, por lo que han solicitado a Vizcarra la anulación de su licencia de operación.

Por su parte, Southern Perú afirma que usará agua de mar desalinizada para sus operaciones, y que construirá un ferrocarril y una vía de acceso “a distancia prudente” del valle para el transporte de sus suministros y producción.

Fuente: DW

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América Perú

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.