Los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza detuvieron a un delincuente sexual de infantes, previamente deportado, que intentó volver a entrar al país con un grupo de otros extranjeros.

El 11 de enero, un operador de cámara de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos​, CBP, descubrió a 24 individuos que cruzaban ilegalmente hacia los Estados Unidos cerca del puerto de entrada de San Luis, Arizona. La caravana, formada en su mayoría por familias centroamericanas, se rindió inmediatamente al ser confrontada por agentes.

Entre el grupo estaba Marcos Velásquez-Taperio, un guatemalteco de 37 años de edad que fue condenado por conductas indecentes agravadas con un menor en el condado de Ford, Kansas, en 2009. Después de cumplir 32 meses en prisión, Velásquez-Taperio fue deportado a su país de origen. Aduanas y Protección Fronteriza, que reportó el arresto el 16 de enero, dijo que Velásquez-Taperio ahora será procesado por reingreso después de la deportación.

La noticia de la detención se produjo inmediatamente después de la detención de Wilfredo Pérez-Aguilar, otro delincuente sexual de Guatemala. Pérez-Aguilar, quien fue capturado el lunes tratando de cruzar la frontera México-Estados Unidos en el sur de California, fue condenado en 2005 por abuso sexual y violación de una menor de 12 años en Kentucky.

“Estoy orgulloso de nuestros agentes de la Patrulla Fronteriza por hacer este arresto”, dijo Gloria Chávez, Jefe interino de Operaciones de la Policía de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en una declaración el martes. “Los depredadores sexuales deportados que pretendan entrar ilegalmente a los EE.UU. serán procesados con todo el peso de la ley”.

Las noticias de los arrestos llegan mientras el gobierno federal de los Estados Unidos permanece en paro parcial por la aplicación de la ley de inmigración.

El presidente Donald Trump ha exigido un presupuesto que incluye la financiación de un muro en la frontera sur del país. Sin embargo, la mayoría de los demócratas del Congreso siguen oponiéndose ferozmente al concepto de un muro masivo, sugiriendo que es inmoral y un desperdicio del dinero de los contribuyentes. El estancamiento ha resultado en lo que es el cierre gubernamental más largo de la historia, sin ningún compromiso aparente en el horizonte.

“No regresaremos hasta que los demócratas hagan lo que saben que tienen que hacer“, dijo Trump durante una teleconferencia el martes. “Manténganse juntos, vamos a ganar”.

Por: Jason Hopkins
@thejasonhopkins

A través de: DailySignal

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!