Yiovanni López, el padre del bebé extraído violentamente del vientre de la joven madre, después de que esta fuera estrangulada, ruega fervientemente por la salud de su hijito que sigue en cuidados intensivos en Chicago, Estados Unidos.

“Perder a mi hijo es algo más que no me cabe en el corazón. Le pido mucho a Dios que no pase esto porque, la verdad, yo siento que ya no soportaría más”, reitera en medio de las lágrimas el atribulado padre, según Univisión.

Marlen Ochoa-Urióstegui, la joven madre fue atraída con engaños por dos mujeres quienes le dieron muerte de una manera muy cruel para quedarse con el bebé.

Al ser preguntado sobre los asesinos de su esposa Yiovanni dice que no les desea el mal.

“Yo no soy nadie para juzgarlos, ni para desearles mal. Ojalá se arrepientan algún día de la maldad que han hecho“, dijo el entristecido esposode 20 años, ahora viudo, de acuerdo con el mismo medio.

Las dificultades han sido aún mayores para él dado que era mirado con sospecha por la desaparición de la adolescente embarazada.

“Me sentía derrotado, con el corazón partido porque no encontraba a mi esposa. Yo la buscaba por todos lados y no la encontraba“, también explicó Yiovanni.

El entierro de la joven será el sábado 25 de mayo en Chicago, y también asistirán sus padres, quienes viajaron desde México mediante la visa humanitaria que les fue expedida para el caso.

José Ignacio Hermosa Bonilla – BLes.

Ir a la portada de BLes.          

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Video Destacados