RIDGECREST, California, EE.UU. (AP) — Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió el viernes el sur de California tras otro sismo ocurrido el día anterior, sin que hasta el momento haya reportes de daños o lesiones.

El movimiento telúrico se produjo a las 8:19 de la noche y su epicentro se ubicó a 17 kilómetros (11 millas) de Ridgecrest, donde un sismo de magnitud 6,4 ocurrió el jueves, señaló el Servicio Geológico de Estados Unidos. 

[CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA APP DE BLES]

El sismo, que aparentemente duró medio minuto, se sintió en Las Vegas e incluso en México.

Autoridades en el condado de San Bernardino reportaron casas inclinadas, grietas en cimientos y muros derribados. Una persona sufrió heridas leves y fue atendida por los bomberos.

Un niño camina junto a una vivienda móvil afectada por un terremoto en Ridgecrest, California, el viernes 5 de julio de 2019. (James Quigg/The Daily Press vía AP)
Un niño camina junto a una vivienda móvil afectada por un terremoto en Ridgecrest, California, el viernes 5 de julio de 2019. (James Quigg/The Daily Press vía AP)

Lucy Jones, del laboratorio de sismología del Instituto de Tecnología de California, tuiteó que el terremoto fue una réplica del que se produjo la víspera.

La nueva sacudida se sintió en el centro de Los Ángeles como un movimiento oscilatorio.

Brian Humphrey, del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, dijo a la radio KNX-AM que se movilizaron más de 1.000 elementos, pero no hubo informes inmediatos de daños o lesiones.

Los sismólogos dijeron que el terremoto del jueves tuvo más de 1.700 réplicas y que podrían continuar durante años. El movimiento del jueves ahora se considera un premonitor, es decir un sismo previo a un gran terremoto.

Andrew Lippman, quien vive en los suburbios del sur de Pasadena, estaba sentado afuera de su casa leyendo el periódico cuando ocurrió el terremoto del viernes.

“Simplemente comenzó a volverse cada vez más fuerte, y miré hacia mi casa y la lámpara comenzó a balancearse. Pude ver cómo se mecían los cables de luz”, dijo. “Todavía estoy enderezando fotos”.

Los daños causados por el terremoto del jueves se limitaron a las zonas desérticas. La principal réplica (magnitud 5,4) también se sintió en Los Ángeles antes del amanecer del viernes.

A finales del año pasado, la ciudad de Los Ángeles lanzó una aplicación móvil para emitir alertas de ShakeAlert. El umbral de activación para la aplicación requiere una magnitud de 5 o más, cuando un temblor podría ser potencialmente dañino.

California se está asociando con el gobierno federal para construir un sistema de alerta de terremotos en todo el estado, planeado para junio de 2021. El estado ya ha gastado al menos 25 millones de dólares en la construcción, incluida la instalación de cientos de estaciones sísmicas en todo el estado.

[CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA APP DE BLES]

Este año, el gobernador demócrata Gavin Newsom dijo que el estado necesitaba 16,3 millones de dólares para finalizar el proyecto y casi 7 millones adicionales para “divulgación y educación”. La Legislatura del estado aprobó la financiación el mes pasado y Newsom la promulgó.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!