CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El gobierno de la Ciudad de México le advirtió a la población el domingo que no salga luego que incendios forestales cubrieron la metrópolis con una capa de humo que ha alarmado incluso a muchos de los que están acostumbrados a la contaminación.

Las actividades al aire libre en el Paseo de la Reforma, la principal avenida de la ciudad, no fueron suspendidas, aunque menos capitalinos que de costumbre salieron a andar en bici, patinar o a practicar aerobics en esta vía que suele ser cerrada los domingos para que la gente se ejercite. En la capital y en el área metropolitana circundante viven unos 22 millones de personas.

El aire está contaminado con niveles elevados de partículas sólidas, como por ejemplo ceniza, las cuales pueden provocar problemas respiratorios y otras enfermedades por inhalación prolongada, indicó la Comisión Ambiental de la Megalópolis. En los últimos días se ha enviado a 258 bomberos a que apaguen 13 incendios de matorrales, cuatro incendios en parcelas de cultivo secas, dos en casas, un incendio forestal y un fuego en un almacén industrial en la Ciudad de México.

En el cercano Estado de México, 992 bomberos han sido enviados a combatir 30 incendios.

Grave contaminación atmosférica en la Ciudad de México
Grave contaminación atmosférica en la Ciudad de México

Al mismo tiempo, en los estados sureños de Oaxaca y Guerrero surgieron incendios que, combinados con un sistema de alta presión, derivaron en la llegada de más contaminantes al Valle de México, hizo notar la comisión. Y en Tepoztlán, una popular localidad turística al sur de la capital, las autoridades cerraron el acceso a sus ruinas arqueológicas el fin de semana mientras apagaban incendios que consumieron más de 80 hectáreas (200 acres) de pastizales, matorrales y otras plantas inflamables.

El hashtag #HumoEnLaCDMX era tendencia en Twitter, y circulaba una imagen de la estatua del Ángel de la Independencia con una máscara antigás.

Ángel de la Independencia con una máscara antigás
Ángel de la Independencia con una máscara antigás

Olivia Meza, de 28 años, se desplazaba en patines junto con su perro a pesar de las advertencias por la contaminación.

“Yo estoy acostumbrada al aire, de alguna forma”, afirmó, encogiéndose de hombros. “Somos como cucarachas… difícilmente nos matan”.

Meza dice que los crecientes niveles de contaminación atmosférica en la urbe se deben al cambio climático. En los últimos años la temporada de secas en la Ciudad de México se ha extendido, por lo que ha llovido menos durante el verano y las temperaturas se han elevado. Además, la capital se encuentra en un valle, lo cual atrapa el aire sucio y las partículas, y millones de automóviles contribuyen con sus escapes.

Y ahora los incendios.

Una capa de humo cubre la Ciudad de México el domingo 12 de mayo de 2019. (AP Foto/Christian Palma)
Una capa de humo cubre la Ciudad de México el domingo 12 de mayo de 2019. (AP Foto/Christian Palma)

En los últimos días la ciudad se ha visto cubierta por nubes de humo, lo que ha reducido la visibilidad en las calles, especialmente durante la noche. Los padres de niños han reportado que los pequeños se despiertan con hemorragias nasales nocturnas.

“Anoche olía a quemado”, dijo Michelle Serralde, de 40 años, que acompañó a Meza con patines el domingo a pesar de la mala calidad del aire “porque son pocos días que tienes libres”.

Cerca de allí, una sesión de aerobics organizada por la ciudad concluyó por el día. Irene Cruz, una mujer de 60 años que entre semana imparte cursos sobre cómo utilizar extinguidores, participó en la clase durante cuatro horas a pesar de las advertencias.

Los sábados son para ir a la iglesia, señaló, y los domingos para hacer ejercicio al aire libre.

La contaminación “es algo que vivimos todos los días”, agregó, y bromeó que se oxidaría si alguna vez se fuera de su ciudad natal.

Ir a la portada de BLes.          

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: América México

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.