Redacción BLes – El Washington Post publicó recientemente un artículo sobre cómo los cadáveres donados a la ciencia terminaban en una ‘tienda de cortes humanos’ en todo EE. UU. con una amplia gama de propósitos, muy lejanos a los que suponían sus familiares, lo que ocasionó un shock en muchos de los lectores.

La noticia informa que un jurado del Tribunal Superior del Condado de Maricopa otorgó a diez familias de donantes un total de 58 millones de dólares como indemnización.

La empresa del escándalo es el Centro de Recursos Biológicos (BRC) de Phoenix, quien supuestamente los engañó para que donaran los cuerpos de sus seres queridos fallecidos. Más tarde, estas familias descubrieron que los cuerpos fueron vendidos con fines de lucro, sin su consentimiento.

Jim Stauffer, uno de los damnificados, donó el cuerpo de su madre a la compañía, con la esperanza de que fuera utilizado para avanzar en la investigación de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo 10 días después recibió las cenizas de su madre en una caja, pero solo eran las de una mano, ya que el resto se había utilizado para un experimento en el Pentágono, de acuerdo a lo reportado Reuters.

Algunos de los restos donados se utilizaron como ‘maniquíes de prueba’ para explorar cómo reaccionaría un cuerpo humano ante ciertas explosiones y otros experimentos de esa índole.

Aunque esto puso en shock a muchas personas, el caso sugirió un ‘doble estándar’ para Lila Rose, presidenta de la organización pro vida Live Action.

“WaPo informa sobre una ‘tienda de trozos’ que vende restos humanos sin consentimiento que se ve obligada a pagar $58 millones en daños”.

“Mientras tanto, las tiendas de trozos de Planned Parenthood que matan bebés y venden sus partes del cuerpo reciben fondos diarios con 1,4 millones en dólares de los contribuyentes”, twitteó Rose.

El twitter de la activista provida surge en relación a la corporación abortista más grande del país, Planned Parenthood, quien también se ha comprobado que vende partes del cuerpo de seres humanos.

Los empleados de Planned Parenthood fueron capturados por las cámaras ocultas del Centro para el Progreso Médico (CMP), discutiendo insensiblemente sobre las partes del cuerpo, las ganancias y los precios de los bebes nonatos. 

El líder de CMP, David Daleiden y sus colegas expusieron el material dejando en evidencia las ganancias de Planned Parenthood por la venta de partes abortadas del cuerpo de los bebés.

Sin embargo, el jurado en el juicio civil federal de Daleiden se puso del lado de Planned Parenthood y otorgó daños punitivos de más de 2,2 millones de dólares a la multinacional del aborto después de que el juez William Orrick III dictaminó que sus miembros no podrían considerar ninguna información que Daleiden obtuviera de las grabaciones de video para determinar el veredicto. No solo esto, sino que Daleiden y su equipo fueron procesados penalmente por el estado de California.

La fallecida Holly O’Donnell, una exempleada de StemExpress, confirmó este oscuro negocio de partes del cuerpo en la industria del aborto cuando le contó a CMP sobre sus experiencias trabajando como técnica de procreación fetal.

Ella comentó que independientemente de si la madre consintió la cosecha de los órganos o partes del feto o no, no se le paga ninguna compensación y desconoce para qué se utilizan los restos de su bebé abortado.

La indiferencia hacia los seres humanos no nacidos por parte de la industria del aborto se destacó en el juicio del abortista y asesino convicto Kermit Gosnell y se destacó recientemente en las noticias cuando las autoridades de Indiana e Illinois descubrieron que miles de bebés abortados permanecían en el hogar y el automóvil de Ulrich Klopfer, un reconocido abortista fallecido.

Este tema del BCR y la venta de restos humanos reabre un tema de conciencia: los seres humanos, nacidos y no nacidos, deben ser tratados con dignidad.

[DESCARGA NUESTRA APP PARA RECIBIR NUESTRO CONTENIDO DESTACADO]

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.