Un proyecto de ley que buscaba “prohibir el aborto de cualquier niño únicamente debido a un diagnóstico de posible síndrome de Down” fue rechazado por el gobernador demócrata del estado de Pensilvania, Estados Unidos.

El gobernador demócrata de Pensilvania, Tom Wolf, vetó el 21 de noviembre el proyecto diciendo que “no hay evidencia de que este proyecto de ley sea necesario en Pensilvania”, según Daily Caller.

Por su parte la presidenta de Susan B. Anthony List, una organización provida, Marjorie Dannenfelser, afirmó que Wolf firmó “una sentencia de muerte” para los bebés con síndrome de Down, agregando: “El gobernador Wolf es un extremista del aborto que obstruye constantemente la voluntad de los habitantes de Pensilvania”, de acuerdo con Western Journal.

Asimismo, se unió a la protesta el presidente del Instituto de la Familia, Michael Geer, quien apreció en la medida del gobernador una aplicación de la teoría de la ‘eugenesia’.

La teoría de la eugenesia se dirigía a aumentar la calidad genética de la especie humana, y algunos de sus aspectos están “fuertemente vinculados a movimientos progresistas y de izquierdas”, señala a OpenMind la epidemióloga e investigadora de la eugenesia Nicole Novak, de la Universidad de Iowa (EE. UU).

“El gobernador Tom Wolf cree que está bien matar a los bebés en el útero sólo por un diagnóstico prenatal de discapacidad”, dijo Geer complementando con: “Eso es eugenesia. Eso está mal”, citado por la página de Susan B. Anthony List.

El proyecto de ley 321 de la Cámara de Representantes, presentado por la legisladora republicana Kate A. Tontón, protegía a los bebés con síndrome de Down por nacer, excepto en casos de violación, incesto o emergencia médica.

El aborto es uno de los temas álgidos en la próxima campaña electoral estadounidense, en la que todos los aspirantes presidenciales demócratas insisten en posturas muy radicales con respecto a este tema.

En este sentido las senadoras demócratas Elizabeth Warren de Massachusetts y Kirsten Gillibrand de Nueva York han pedido que se promulgue una legislación federal que anule las regulaciones estatales sobre el aborto, según The Daily Caller.

Igualmente, el candidato, Pete Buttigieg, defiende que se pueda matar un bebe por nacer hasta justo antes de que este respire por primera vez.

A pesar de que un estudio de Gallup de 2018 encontró que solo el 13 por ciento de los estadounidenses piensa que el aborto debería ser legal en el tercer trimestre de un embarazo.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds