Redacción BLes – Los migrantes de la caravana, en su mayoría centroamericanos, tendrían que esperar en territorio mexicano la revisión de su solicitud de asilo de ponerse en marcha el nuevo plan del gobierno llamado “Permanecer en México”, según los informes recientes del Washington Post.

La nueva medida, que entraría en vigor el viernes, establecería que los solicitantes de asilo deben demostrar un “miedo razonable” a permanecer en México, para ingresar a EE. UU. mientras se tramita su petición.

En este sentido, las autoridades mexicanas declararon al periódico de la capital estadounidense que las leyes de México tampoco permiten que las personas que solicitan asilo en otros países permanezcan en el país.

El diario advierte que basa sus afirmaciones tanto en la filtración de documentos de planificación interna como en las declaraciones tres funcionarios anónimos del Departamento de Seguridad Nacional.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos estarían enviando equipos de oficiales a los puertos de entrada para iniciar el proceso, según el documento.

“El DHS no está implementando un programa de aplicación tan novedoso esta semana. Informar sobre políticas que no existen crea incertidumbre y confusión a lo largo de nuestras fronteras y tiene un impacto negativo en el mundo real”, afirmó sin embargo el miércoles Katie Waldman, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. 

“Nos aseguraremos -como siempre- de que cualquier nuevo programa o política cumpla con las obligaciones humanitarias, defienda nuestra seguridad y soberanía nacional, y se implemente con aviso al público y bien coordinado con los socios”, concluyó.