El 21 de diciembre en México, en medio de las irregularidades denunciadas por el Frente Nacional de la Familia, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de despenalización del aborto. La mayoría de votos correspondían a legisladores de Morena, el partido político del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El Frente Nacional de la Familia denunció irregularidades en el proceso legislativo porque los diputados que participaron fueron inferiores en número a los requeridos, presentándose tan solo 14, de los 17 necesarios.

Por otro lado, “en ningún momento se tomó en cuenta la opinión de la sociedad civil organizada, esto es, sin apertura ni transparencia”, según el medio Actuall, citando lo dicho por el Frante Nacional de la Familia.

De todas maneras la organización que defiende a la familia en México, aseguró que seguirá en su campaña “por defender el derecho fundamental de la humanidad: la vida”, de acuerdo con el mismo medio.

Por su parte, Lorena Villavicencio, diputada de Morena que presentó el proyecto de ley de despenalización del aborto, dijo que pretende “que se reconozca el derecho de las mujeres a interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas de gestación”.

Para ello, hay que reformar la Ley General de Acceso de las Mujer a una Vida Libre de Violencia y el Código Penal Federal, comunicó TV Azteca Noticias.

Olga Sánchez Cordero, la Secretaria de Gobernación, ya había afirmado que el gobierno promovería la legalización del aborto, según la organización Derecho a vivir.org.

El rechazo a la legalización del aborto sigue siendo sostenido en muchos países latinoamericanos, que continúan protegiendo las dos vidas, las de los seres en gestación y las de las madres, tal como ocurre en Argentina.

El aborto siempre es mortal, sea legal o ilegal, y por eso debemos combatirlo siempre, independientemente de la legislación vigente”, afirman desde la Fundación Más Vida de Argentina, país que pudo detener el proyecto de ley en el Senado, en agosto de 2018. Desde la fundación recuerdan además que siempre es una práctica insegura, esté o no legalizada.

Cabe aclarar que la aprobación arriba menionada fue dada por una comisión, la de Derechos humanos, de donde pasará a la de  Justicia e Igualdad, también de la Cámara de Diputados, como etapas previas al debate formal que determinará si el proyecto se convierte en Ley.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada de BLes.com.

Video Destacados