CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Unas 2.000 personas fueron evacuadas el viernes debido a una fuga de gas ocurrida al parecer en una toma clandestina en un ducto, en una comunidad rural al norte de la Ciudad de México, dijeron las autoridades.

Grandes nubes de gas inundaron el aire y los campos en el municipio de Nextlalpan. Una carretera que pasa a unos 150 metros (yardas) del lugar de la fuga fue cerrada al tránsito al igual que una línea férrea próxima cercana.

El flujo de gas LP fue suspendido en el ducto, dijo la empresa estatal Pemex. El gas restante en el ducto estaba siendo purgado antes de que inicien las labores de reparación.

[EE. UU. SALE DEL TRATADO DE DESARME NUCLEAR INF CON RUSIA]

La agencia de Protección Civil del Estado de México dijo que personal de emergencias rociaba agua en los campos para reducir la posibilidad de combustión.

Protección Civil nacional dijo que la fuga se debió a una toma ilegal perforada por ladrones de combustible en el ducto.

Más de 8.000 tomas clandestinas se han encontrado en lo que va del año a pesar del combate del gobierno al robo de combustible. Las tomas clandestinas son más comunes en ductos de gasolina o diésel, aunque también existe el robo de gas natural.

[TRUMP AFIRMA QUE LAS PRUEBAS DE MISILES DE COREA DEL NORTE NO VIOLAN ACUERDOS CON EE. UU.]

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió el viernes en que el robo de combustible se ha reducido a una fracción respeto de los niveles previos a cuando asumió el cargo el 1 de diciembre.

Los ladrones robaron en noviembre el equivalente a 81.000 barriles y en julio alrededor de 5.000, afirmó.

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Categorías: América México