CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El canciller mexicano Marcelo Ebrard señaló el lunes que no existen acuerdos secretos entre México y Estados Unidos y que lo único a lo que se comprometieron ambos gobiernos es a evaluar el acuerdo en 45 días y volver a negociar si el flujo de inmigrantes ilegales no disminuye.

Si esto ocurriera, explicó Ebrard, Washington volverá a poner sobre la mesa sus propuestas, previsiblemente que México sea tercer país seguro -que los inmigrantes tengan que pedir asilo en México antes que en Estados Unidos- y el gobierno mexicano propondrá que se establezca un sistema de refugio regional y que en las conversaciones participen tanto el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados como los gobiernos de Guatemala, Panamá y Brasil, por donde entran o pasan muchos migrantes.

En cualquiera de los casos, agregó el canciller, el Congreso mexicano deberá pronunciarse.

“Querían que se firmara el domingo otra cosa, totalmente diferente”, dijo Ebrard. “Pero eso es lo que está aquí, no hay ninguna otra cosa que no sea esto que acabo de explicar: día 45 es la evaluación y si no logramos los resultados, tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo que incluya el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional”, agregó sin ofrecer más explicaciones.

El jefe de la diplomacia mexicana también reconoció que en el acuerdo suscrito entre ambos países no se aclara cuánto debe bajar el flujo de migrantes, lo que deja la puerta abierta a diferentes interpretaciones por parte de los dos países.

De hecho, Ebrard reconoció que lo que le gustaría a Estados Unidos es tener cero migrantes que pasen por México “pero eso es imposible”. También señaló que el gobierno mexicano ha vivido “el momento más difícil de la relación” con Washington porque lo que Estados Unidos les planteó fue “casi un ultimátum, bueno, quítenle el casi”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el lunes se reuniría con todo el gabinete para analizar la implementación del acuerdo con Estados Unidos y la puesta en marcha de un plan “que nos permita cumplir los compromisos y evitar en el futuro cualquier amenaza de imposición de aranceles… Estoy seguro que vamos a tener buenos resultados”.

El actual pacto para evitar los aranceles a todas las importaciones mexicanas compromete a México a recibir a todavía más centroamericanos solicitantes de asilo en Estados Unidos para que esperen su trámite en el norte de México y a reforzar el control de la frontera con el despliegue de la Guardia Nacional. Además, según México, compromete a Washington a cumplir su inversión para el desarrollo de Centroamérica.

Trump sobre el acuerdo logrado con México: “No se dijo todo lo que incluye”

El presidente de EE.UU. Donald Trump
El presidente de EE.UU. Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió enfáticamente en un hilo de Twitter el domingo, el acuerdo migratorio con México, indicando que hay cosas que no se han anunciado sobre el pacto.

“Es importante destacar que algunas cosas …… no mencionadas en el comunicado de prensa de ayer, una en particular, fueron acordadas. Eso será anunciado en el momento apropiado. Ahora habrá una gran cooperación entre México y Estados Unidos, algo que no existió durante décadas”, apuntó Trump.

El mandatario estadounidense señaló también que ” Sin embargo, si por alguna razón desconocida ……. no ocurre, siempre podemos volver a nuestra anterior posición de aranceles, muy rentable, pero no creo que sea necesario. ¡El fallido @nytimes, y @CNN de los ratings cuestionados, harán todo lo posible para que nuestro país fracase! ¡Son verdaderamente el enemigo del pueblo!”.

Trump respondió así a un artículo del New York Times, del sábado, según el cual, “El trato para evitar aranceles que el presidente Trump anunció con bombos y platillos el viernes por la noche, consiste mayormente de acciones que México ya había prometido tomar en anteriores discusiones con EE. UU. en los últimos meses, según funcionarios de ambos países que están al tanto de las negociaciones”.

“Otro informe falso en el fallido @nytimes. Hemos estado tratando de obtener algunas de estas Acciones Fronterizas durante mucho tiempo, al igual que otras administraciones, pero no pudimos obtenerlas ni obtenerlas por completo hasta que firmamos un acuerdo con México. Adicionalmente, y durante muchos años, ………”, dijo el presidente.

“México no estaba cooperando en la frontera en las cosas que teníamos o no teníamos, y ahora tengo plena confianza, especialmente después de hablar con su Presidente ayer, de que serán muy cooperativas y querrán obtener la trabajo bien hecho”.

El acuerdo logrado tras tres días de negociaciones en Washington, permitió a ambos países declarar victoria, evitó la imposición a México de un arancel del 5% a todos sus productos a partir del lunes 10 de junio, a cambio del compromiso mexicano de reforzar su frontera con Guatemala para contener la oleada de inmigrantes centroamericanos que tratan de llegar a EE. UU.

México también ampliará de inmediato a lo largo de toda la frontera un programa piloto bajo el cual EE. UU. devuelve a los inmigrantes que buscan asilo para que aguarden en México el resultado de su solicitud. El programa se inició en enero de este año en las ciudades de Tijuana, Mexicali y Ciudad Juárez.

Adicionalmente, México reforzará su frontera con Guatemala, con 6.000 guardias nacionales. Una decisión calificada por el presidente Trump como uno de los “pasos sin precedentes” de la nación sudamericana para contener la ola migratoria desde Centroamérica a Estados Unidos. Pero, la ministra del Interior mexicana Olga Sánchez Cordero, dijo que era una medida que ya estaba planeada y no era resultado de la presión externa.

“Como he dicho antes, la migración a México también tiene que ser regulada…ordenadamente, legal y segura”, dijo Sánchez en una entrevista a The Associated Press. “De modo que la Guardia Nacional que íbamos a emplazar de todas maneras, vamos a emplazarla. No es porque ellos (EE. UU.) nos dijeron que lo hagamos, sino más bien porque íbamos a hacerlo de todos modos”, señaló la ministra mexicana.

Algo que el acuerdo no reflejó fue la afirmación de Trump de que México comenzaría a comprar de inmediato “grandes cantidades” de productos agrícolas a los agricultores de Estados Unidos, quienes ya estaban gravemente afectados por la disputa comercial con China y se habrían visto nuevamente en riesgo si era aplicado el arancel a México.

Según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, México es el tercer socio comercial más grande del país, con un total de 346.100 millones de dólares en bienes en 2018.

Ese mismo año, Estados Unidos importó 265.442 millones de dólares en bienes de México (superados solo por China en términos de importaciones). Y mientras que EE. UU. tuvo un déficit comercial de 80.657 millones de dólares con México en 2018, el país también importó más bienes de EE. UU. que cualquier otro país, con excepción de Canadá: México importó 243 mil millones de dólares en bienes (sin incluir los servicios) de Estados Unidos el año pasado (2018).

México también logró esquivar la demanda más dura de Estados Unidos, para que haga una extensa revisión de los protocolos de asilo, que incluía aceptar ser un Tercer País Seguro, de modo que cualquier persona que solicite asilo en Estados Unidos y antes haya pasado por México tendría que solicitarlo primero allí, y obligar al inmigrante a solicitar asilo en el primer país al que ingrese, es decir, si los hondureños pasan por Guatemala deberían solicitar asilo allí, y en el caso de los guatemaltecos tendrían que hacerlo al llegar a México.

A través de Voz de América

México revela que entidades estadounidenses están financiando las caravanas de inmigrantes

Imagen ilustrativa de las multitudinarias caravanas de inmigrantes que son financiadas por entidades internacionales.
Imagen ilustrativa de las multitudinarias caravanas de inmigrantes que son financiadas por entidades internacionales.

Redacción BLes – México reveló que entidades de EE. UU. e Inglaterra están financiando las caravanas de inmigrantes.

Los funcionarios tributarios mexicanos han alertado que ciertas entidades internacionales están vinculadas al tráfico de personas promoviendo y financiando las caravanas que parten de Centroamérica destino a los Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas confirmaron el envío de fondos provenientes de Estados Unidos, Inglaterra, Camerún y El Salvador y Honduras para presumiblemente el pago ilegal por tráfico de inmigrantes.

“De la información obtenida por la UIF de los transmisores de dinero, se identificó un grupo de personas que, en el período de paso de las caravanas de inmigrantes, realizaban desde Chiapas y Querétaro operaciones inusuales a distintos países, incluidos algunos contemplados como jurisdicciones de riesgo por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)”, explicó el gobierno de México en un comunicado.

Si bien no se han publicado los nombres de las personas y organizaciones, la Secretaría de Finanzas e Impuestos de México informó que congelaron las cuentas de 26 individuos y entidades.

Mientras tanto la Unidad de Inteligencia Financiera está investigando el asunto.

¿Quién y por qué financiaría las caravanas?

El pasado mes de octubre el secretario de Inteligencia Estratégica de Guatemala, Mario Duarte, confirmó en una entrevista televisada que el gobierno de Guatemala está investigando grupos de izquierda que estarían financiando la caravana que se dirigía a los Estados Unidos.

En una conversación con la periodista Laura Ingraham de Fox News, Duarte explicó cómo el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández y el vicepresidente estadounidense Mike Pence habían detectado algunas ONG y grupos de izquierda financiando la caravana con fondos provenientes de países de izquierda en Latinoamérica.

Asimismo, Bill O’Reilly periodista y ex columnista de la cadena FOX News señaló en noviembre de 2018 que el especulador financiero húngaro-estadounidense George Soros realizó en 2009 donaciones millonarias una organización de Chicago conocida como La Familia Latina Unida, que está detrás del fomento y sostenimiento de los traslados de la caravana inmigrante, según Infobae.

De acuerdo con O’Reilly, la caravana forma parte de un plan que tiene el objetivo de destruir el sistema migratorio estadounidense, informó el mismo medio.

En este contexto, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha reiterado desde el inicio de su mandato la necesidad de cambiar las porosas leyes migratorias, así como la construcción de un muro que impida la entrada masiva de inmigrantes ilegales al país.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: América EE. UU.

Video Destacados